¿Cuáles son los países donde se falsifican más productos?

0
598

 

 
 

Comentar0

 

 

El mercado mundial de la falsificación va más allá de los productos de lujo, la industria textil, la marroquinería o los cigarrillos, ahora afecta a todos los sectores, incluidos los medicamentos, y constituye una «plaga». 

 

En una conferencia de prensa en París, organizada para marcar el 14º día mundial de la lucha contra la falsificación, Christian Peugeot, presidente de la Unión de Fabricantes (UNIFAB), lamentó que la falsificación se haya «convertido en un fenómeno internacional, organizado, estructurado por los mismos actores que los del tráfico de droga y alcance todos los sectores de actividad (…). En una plaga de gran magnitud». 

 

En términos geográficos, China sigue siendo el principal productor de productos falsificados. En 2009, 63% de los objetos incautados por las aduanas provenían de ese país. Le siguen como origen Tailandia (24%), Hong Kong (7%), India (3%) y Singapur (1%). 

 

Sólo en Francia, la aduana se incautó de 8,9 millones de productos falsificados en 2011, un aumento de 42% con respecto a 2010, afirma la UNIFAB. 

 

En Europa, unos 103 millones de objetos falsificados o pirateados fueron interceptados por las aduanas en 2010, contra 75 millones en 2005. Además, la UNIFAB constata un alza de 82% de casos relacionados con falsificaciones, pero una disminución de 12% de los artículos incautados. 

 

Este aumento se explica principalmente por las capacidades industriales de producción de que disponen los falsificadores y por el desarrollo de internet, que permite colocar gran parte de los productos. 

 

Tradicionalmente los productos de lujo alimentan la mayor parte de los falsificados. Pero los objetos de la vida cotidiana son regularmente incautados, como los cigarrillos (34%), los productos con etiquetas y logotipos de marca (8%), la ropa (7%) o los juguetes (7%). 

 

Los champús, dentífricos y aparatos domésticos constituyen igualmente una parte importante de los productos incautados (14%). 

 

Sobre todo, el fenómeno representa un lucro cesante estimado entre 200 y 300.000 millones de euros por año. Para Francia representó 6.000 millones de euros. 

 

En la edición 2012 del día mundial contra la falsificación el tema principal son los medicamentos, que ocupan un lugar significativo en este mercado. Representaban entre 8% y 10% del mercado farmacéutico mundial en 2010, con un beneficio estimado en 75.000 millones de euros para los falsificadores, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

 

«El año 2010 marcó un punto de ruptura. La aduana interceptó una cantidad significativa de medicamentos falsificados, cuando antes estos productos representaban una parte anecdótica de las incautaciones», explicaron en UNIFAB. 

 

Además del peligro que pesa sobre la salud y la seguridad de los consumidores, los representantes de los fabricantes señalan los daños económicos de la falsificación, a saber el riesgo de una degradación de la imagen de marca de las empresas o el lucro cesante fiscal para los Estados. 

 

«El saqueo de los conocimientos nacionales copiados la mayoría de las veces desde el exterior de nuestras fronteras conduce a la supresión regular de empleos tradicionales: 200.000 en Europa de los cuales 38.000 en Francia», afirmó la UNIFAB según un estudio realizado para ella por la consultora KPMG.