Viajo de Cañete a Lima para suicidarse junto a su hija

0
281

Por razones que se desconocen, una madre de familia -que habría llegado de Cañete- envenenó a su hijita de 3 años y luego se suicidó tomando raticida, en un hostal donde estuvo alojada durante dos días, en Los Olivos.

La madrugada de ayer, los cadáveres de María Barboza Gordillo (33) y de su pequeña Fernanda Milagros (3) fueron hallados en el interior de la habitación 405 del hostal “Las leyendas”, ubicado en la avenida Naranjal 1450.

“La mujer estaba tendida en el suelo del baño y la niña sobre la cama del cuarto”, contó un policía.

En el interior de la habitación había tres sobres del raticida “Campeón” y una botella de jugo de fruta. No se halló ninguna carta escrita por la parricida. “Llegaron solas y con pocas cosas, la tarde del martes”, dijo un empleado. Según los peritos, los cuerpos fueron hallados después de ocho o nueve horas del fatal desenlace.

ENCONTRARON DNI

Efectivos de la comisaría “Laura Caller” iniciaron las pesquisas para contactarse con algún deudo, ya que se halló el DNI de María Barboza, quien nació en Cutervo (Cajamarca), pero domiciliaba en San Luis (Cañete).