Verónika Mendoza mintió: Sí era secretaria de Nadine Heredia y azuzadora de violencia

0
106

El expresidente Ollanta Humala, por fin, reconoció que Verónika Mendoza escribió en las agendas y recordó que la actual candidata de Juntos Por el Perú azuzó a la población de Espinar con un informe falso sobre supuesta contaminación minera.

El candidato presidencial del Partido Nacionalista, Ollanta Humala, tuvo un momento de iluminación y recordó lo que en años anteriores se había denunciado de su antigua seguidora: Verónika Mendoza azuzó a la población de Espinar en Cusco con un informe falso sobre supuesta contaminación minera, y que fue la secretaria de los Humala Heredia.

En una entrevista con el periodista Marco Sifuentes, Humala recordó los años en los que Mendoza era una fiel seguidora hasta el día de su renuncia al partido.

Lo primero que el Nacionalista recordó era el activo papel que Verónika Mendoza tuvo durante la campaña para las elecciones de 2011. En ese tiempo la candidata se desempeñaba como la asistente de Nadine Heredia y Ollanta Humala. “Verónika era una secretaria, trabajaba conmigo y más con Nadine. Muchas de las anotaciones en las agendas se las he dictado a ella. Inclusive (Mendoza) la ha acompañado a Nadine en viajes”, dijo Humala.

En 2016, una investigación periodística del programa ‘Mira Quién Habla’ y Perú21 determinó que la letra de Mendoza estaba en la agenda de color rojo que llevaba en la portada el nombre Solo Para Mujeres. Esta afirmación fue sustentada por un análisis del perito judicial grafotécnico Andrés Begazo.

En esa oportunidad, se usó la página de la agenda –que ahora es prueba para el proceso de lavado de activos de los Humala Heredia–, donde aparece la anotación de una cuenta bancaria, para compararla con un documento oficial del Congreso en donde Mendoza había puesto su firma y escrito su nombre. (Ver recuadro). El perito señaló que había similitud entre las grafías.

Después del reportaje, Mendoza y sus seguidores se dedicaron a atacar a la prensa y al profesional que había desarrollado el análisis. “Jamás realicé anotación alguna en agenda que no sea la mía”, dijo bajo juramento en una comisión del Congreso.

El perito Begazo, pese a los calumnias y difamaciones de Mendoza, siguió ejerciendo su profesión y hasta hace un par de años se desempeñó como jefe del equipo de peritos de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE):

Mendoza nunca se quiso realizar un peritaje voluntario. La pregunta de entonces era ¿A qué le temía? Humala lo ha respondido ayer.

LA MENTIRA DE ESPINAR

Pero aún más grave fue lo sucedido en la provincia de Espinar en Cusco el 2012. Cuando era congresista, Mendoza junto al alcalde de Espinar Oscar Mollohuanca presentaron unos oficios y le dijeron a la población que estaban tomando agua con cadmio, arsénico y mercurio ocasionado por la minera Xstrata Tintaya.

Pero ese estudio era falso, jamás hablaba de ese proyecto minero, sino que hacía referencia a un análisis solicitado por otro proyecto que nunca fue ejecutado. Las conclusiones reales fueron que la mineralización del agua se debía a un proceso natural que no ocasionaba riesgo de muerte.

“Esta señora no sabe leer o maliciosamente cambió los términos… hubo una convulsión social que terminó con la muerte de dos peruanos, (Mendoza) generó todo este problema. Jamás ha querido reconocer esta responsabilidad que tiene”, dice ahora Humala.