Velarde y Castilla tienen posiciones divergentes sobre la reforma de las AFP

0
213
BCR: Comisión por saldo es interesante pero la transición será difícil. MEF: Se flexibilizarán las inversiones en proyectos de infraestructura lo que dará mayor rentabilidad.

Mía Ríos

La reforma del Sistema Privado de Pensiones (SPP) no solo generó gran expectativa, sino que ahora desató polémica por el dictamen aprobado el miércoles en la Comisión Permanente del Congreso.

El presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, informó ayer que una de sus observaciones al proyecto de reforma del Sistema de AFP presentado por el MEF fue recogida en el dictamen aprobado en el Legilativo.

Esta se refiere a que a los actuales afiliados solo se les cobrará la comisión sobre el saldo de los nuevos aportes y no sobre lo acumulado.

Sin embargo, indicó que su segunda observación, referida a la transición del cobro de la comisión como un porcentaje de la remuneración a otro esquema de cobro sobre el saldo, si bien puede ser una idea atractiva, es sumamente compleja y muy difícil de entender por la población. Según Velarde, no es transparente para propiciar mayor competencia.

Explicó que la idea de pasar al saldo es interesante pero el problema es que la transición es difícil, por ser un mecanismo complejo, ya que para poder comparar cuánto le cobran por comisión se tiene que asumir diferentes circunstancias de la vida laboral, como el tiempo de desempleado, la rentabilidad del fondo, etc.

«Obviamente es algo que no puede conocer ni siquiera el afiliado mismo», indicó.

Para reducir la comisión se debe tener en cuenta los siguientes aspectos: el primero es la posibilidad de centralizar para todas las AFP varios gastos como las acciones legales del cobro de los impagos de las empresas, eso está bien porque ayuda a reducir costos. Un segundo aspecto es la licitación, lo que presionará a la baja los gastos de ventas que las AFP hacen para incentivar los traslados.

Velarde consideró «peligroso» asociar el cobro de la comisión a la rentabilidad porque las AFP, al ver que en años difíciles la rentabilidad cae por sus inversiones en acciones, preferirán activos muy seguros que rinden muy poco y otorgan una pensión final muy baja.

«Un equilibrio delicado entre riesgo y retorno es lo que tiene que haber. No se les puede castigar por rentabilidad negativa porque haría que no inviertan en ningún activo que rinde más, pero que es un poco más riesgoso y eso haría que la pensión sea más baja al final», señaló.

FLEXIBILIZA INVERSIONES

Por su parte, el Ministerio de Economía y Finanzas, a través de un comunicado, señala que con la reforma se flexibilizarán las inversiones en los proyectos de infraestructura, lo que favorecerá una mayor rentabilidad para los afiliados.

Esta flexibilización se da en el marco del establecimiento de dos nuevas clases de instrumentos de inversión.

La primera de ellas son los instrumentos derivados para cobertura y gestión eficiente del portafolio, destinados a cubrir posibles riesgos en operaciones financieras y la segunda se refiere a los instrumentos alternativos, los que permitirán una mayor flexibilidad de la inversión en proyectos de infraestructura nacionales.

Insiste en que lo que se espera es posibilitar una mayor rentabilidad para los afiliados.

Por otro lado, el congresista Yonhy Lescano aseguró que lo aprobado en la Comisión Permanente favorece los intereses de las AFP, pues acoge un nuevo esquema de cobro de comisiones por saldo.

El congresista Luis Galarreta reiteró que esta comisión se cobrará incluso a los desempleados, pese a que no aportan, poniendo en riesgo su fondo, ya que las AFP invertirán en instrumentos de alto riesgo.

Según José Luis Sardón, decano de la facultad de Derecho de la UPC, el dictamen aprobado es inconstitucional porque las personas van a tener que afiliarse forzosamente. La Asociación de Afiliados a las AFP también mostró similar preocupación. «Se viola el derecho de libre elección», dice.❧

VENTAJAS

Mayor difusión para los afiliados de las inversiones de las AFP.
No hay edad para jubilación anticipada, pero deben tener un fondo que les permita recibir un sueldo mínimo.
Las AFP delegarán la recaudación a entidades centralizadas.
Los trabajadores independientes que no superen los 40 años deberán afiliarse a la AFP o a la ONP.
Habrá licitación para permitir mayor competencia cada 24 meses.
Se incorporan dos directores independientes para una mayor transparencia.
Comisiones por saldo serán entre 0,5% a 1% anual. Actualmente es 1,9%.

DESVENTAJAS

Viola el artículo 12 de la Constitución que señala que los fondos son intangibles.
Comisión por saldo se cobrará a los desempleados y jubilados poniendo en riesgo su fondo.
Los nuevos afiliados a las AFP no podrán decidir a qué AFP se inscriben.
La AFP que gane la licitación cobrará la comisión que se mantendrá solo por 24 meses, transcurrido ese tiempo la AFP quedará nuevamente en libertad de fijar sus comisiones.
Se toma el modelo de licitación de Chile, sin embargo en el país sureño se mantiene el cobro de comisiones por flujo.