Varados por la pandemia: la situación de los peruanos que no pueden regresar a su patria

0
206

Miles de peruanos se encuentran varados en el extranjero a la ansiosa espera de retornar al país junto a sus seres queridos. En plena pandemia, no solamente deben enfrentarse a la preocupación del coronavirus, sino que también a la angustia de no saber cuándo volverán a ver a su familia.

Tal es el caso de Melissa Ezeta Pradell, una compatriota que se encuentra varada en Cancún (México) en compañía de una amiga, y con la zozobra de saber que, a pesar de tener su boleto de avión en mano, no tiene fecha de retorno.

Por otro lado en Santa Cruz (Bolivia) se encuentra Hildebrant Mendoza Quispe, un estudiante de medicina que, junto a 120 académicos, acudió al Consulado durante el último mes de abril para poder volver al Perú, pero hasta la fecha, solo ha recibido negativas.

Sin apoyo económico del Consulado desde el 10 de julio

Cuando se cerraron las fronteras en Perú, Melissa Ezeta Pradell no se imaginó que tratar de regresar a su país sería una pesadilla interminable. Ella se encuentra varada en México desde el 13 de marzo y, hasta la fecha, no tiene cómo solventar sus gastos.

Melissa contó a La República que inicialmente el Consulado la apoyaba con tarjetas de alimentación, ya que ella y su compañera habían alquilado un lugar para quedarse sin imaginar que la situación se pondría peor. De la misma forma, el 10 de abril compraron un ticket en Viva Air con vuelo programado para el 13 del mismo mes.

Sin embargo, el 11 de abril le avisaron que su viaje había sido cancelado. Ante este inesperado panorama, solicitaron ayuda para ser hospedadas en un alojamiento y, así, ser reubicadas en un hotel. Pero la estadía solo era posible hasta el 26 de abril. Luego de eso, les aconsejaron que viajaran a Ciudad de México, ya que no iban a salir más vuelos desde Cancún.

Ellas compraron su pasaje de retorno de Cancún a Perú por Viva Air en abril, pero les cancelaron el vuelo sin aviso previo. Imagen: Cortesía Melissa Ezeta Pradell
Ellas compraron su pasaje de retorno de Cancún a Perú por Viva Air en abril, pero les cancelaron el vuelo sin aviso previo. Imagen: Cortesía Melissa Ezeta Pradell

Al llegar a CDMX se hospedaron con ayuda del Estado peruano en un hotel. Ahí les ofrecieron tarjetas de alimentación semanales sin un monto fijo. Según el relato de la joven, el 10 de julio el Gobierno del Perú dejó de apoyarlas económicamente, por lo cual no tuvieron dónde hospedarse ni cómo alimentarse.

Con el vuelo comercial suspendido, sin el retorno de su inversión y con el poco dinero que les quedaba, decidieron regresar a Cancún. Esto debido a que su vuelo comercial debía salir desde ahí. Otro de los motivos fue que, en esa ciudad, los alquileres eran más baratos y seguros; mientras que en CDMX los casos de la COVID-19 aumentaron notablemente.

La primera semana de agosto, Melissa Ezeta Pradell y su amiga se comunicaron con el Consulado para pedir nuevamente ayuda, pero ellos les respondieron que el Gobierno había cortado el apoyo económico en varios países. Sin dinero, sin trabajo y sin ningún tipo de ayuda es cómo se encuentran hoy las jóvenes que, no solo intentan sobrevivir a la pandemia, sino que también al olvido de las autoridades.