Un presidente sin ministros: ¿qué señales da el nuevo gobierno con esta demora? | ANÁLISIS

0
73

Cuatro analistas políticos opinan que las dilaciones denotan que las coordinaciones al interior de Perú Libre y los partidos aliados no concluyen, pero advierten que podría ser un riesgo si las demoras son recurrentes en el gobierno. Además, que no es una sorpresa que haya “una serie de debilidades” en el entorno del presidente Castillo.

El presidente de la República, Pedro Castillo, no tomará este 28 de julio juramento a su gabinete ministerial. La ceremonia, que había sido programada para esta tarde, se realizará el jueves 29 y el viernes 30. El primero en asumir el cargo será el próximo presidente o presidenta del Consejo de Ministros, en Ayacucho. Mientras que los titulares de los demás sectores harán lo propio el viernes, en el Centro de Convenciones de San Borja.

Hasta la fecha, desde el equipo del presidente Castillo no se ha anunciado quiénes serán los nuevos ministros. Los nombres y filtraciones, parte de la especulación, no han sido confirmados por el mandatario. ¿Estas demoras y cambios de fecha tienen impacto en el nuevo gobierno?

La politóloga Kathy Zegarra cuestionó que el presidente Castillo mantenga la característica de no brindar información, visto como una mala señal y falta de transparencia.

“Es una incertidumbre constante en la cual los peruanos nos encontramos. En estos momentos tendríamos que tener información sobre el gabinete y los principales sectores. Me da la impresión de que podría ser una lamentable constante, por como se ha desempeñado en el proceso electoral y cómo ahora posterga el nombramiento del gabinete. Es una mala señal”, remarcó.

La politóloga Paula Távara apuntó que estas demoras podrían responder a que las negociaciones al interior de Perú Libre y con los partidos aliados aún no concluyen. Pero cuestionó que el nuevo gobierno, a partir de esto, se exponga a las críticas por las dilaciones que evidencian.

Es abrir fácilmente un flanco a la crítica, quizás innecesario y poco estratégico en un contexto en el que su gobierno empieza con debilidad en términos de legitimidad”, dijo Távara.

Añadió que Castillo ha sido recurrente a los silencios y “demoras en tomar posición”. Por tanto, que esta situación, iniciado el gobierno, debería cambiar y ser célere, sobre todo cuando tengan que manejarse crisis políticas.

“Esperemos que se deba al poco tiempo, a negociaciones al interior del partido. Conforme Castillo tiene su propio poder, pueda tomar también una posición más firme en las negociaciones partidarias. Pero sí preocupa si es que para cada decisión va a tener que haber esa negociación en el partido, lenta, tensa. Si va a ser así, tendríamos dificultades para atender crisis políticas”, consideró.

¿Este podría ser un tiempo para una mayor reflexión sobre las designaciones? Távara opinó que si se toma el lado positivo de estas demoras, sí podría ser que “se esté tomando más tiempo, que sea porque el viernes anunciarán nombres muy importantes”. Pero esta es aún una posibilidad incierta.

El analista político Rober Villalva consideró que el gobierno, con estas demoras, no estaría cerrando la incertidumbre que aún ronda entre la población.

“Por el contrario, no tenemos posibles nombres de gabinete, por los menos en ministerios clave. Sumado a eso, el contexto político avanza rápidamente porque acaban de perder la Mesa Directiva del Congreso”, alertó.

A su juicio, el gobierno de Castillo está comunicando “con silencios”, que eventualmente podrían ser cubiertos por algún actor político. Villalva coincidió con Távara al señalar que estas demoras se podrían deber a las disyuntivas en el partido Perú Libre.

“Comprendo que deben estar en una disyuntiva entre lo que Pedro Castillo quiere hacer, lo que la gente espera que haga y en lo que está obligado a hacer. Me parece que eso está dando vuelta en ellos, en no saber cuál será el norte. En el deporte, a los primeros jugadores se les conoce con los primeros toques. En este caso, en la política, con las primeras acciones de gobierno se les debe conocer. Por lo que veo, hay un desconocimiento de lo que deben hacer, creen que siguen en campaña, cuestionó.

También, consideró que si bien el presidente Castillo puede haber esperado a su juramentación para tomar una decisión sobre el gabinete, este debió ser anunciado hoy. “Ya juró, ya debería tener los nombres, debería visibilizarlos por el bien del país”, concluyó.

Por otro lado, coincidió con Villalva al señalar que, si bien es prematuro comentar cómo se desempeñará el nuevo gobierno, las primeras impresiones “son poca comunicación hacia la prensa, especie de secretismo. También, poca capacidad de lograr consensos [en el Congreso]. Me parece que es importante que, antes de llegar a Palacio, haya tenido aciertos”.

Agregó que si bien Castillo ha tenido menos tiempo para definir un gabinete, “ha tenido suficiente tiempo para al menos dar algunas señales sobre quiénes estarían en carteras importantes como Economía, PCM, Educación, Salud. Me parece que es una muestra de esta descoordinación”, concluyó.

El politólogo Paulo Vilca, exviceministro de Gobernanza Territorial, comentó en entrevista con El Comercio que no es una sorpresa que haya “una serie de debilidades” en el entorno del presidente Castillo, así como en la toma de decisiones.

“Lo que mejor expresa ello es, precisamente, la ausencia de un gabinete conformado hasta este momento. Eso también responde en parte a la limitación de un sector que está empezando a ejercer el gobierno en una instancia [a la] que usualmente no ha tenido acceso”, consideró.

Sin embargo, Vilca añadió que el gobierno está recién empezando y, más allá de los días que pasen hasta la juramentación de un gabinete, queda una impresión general de que estamos ante un gobierno que plantea una estabilidad a nivel económico y cambios importantes.