Tras 17 días de agonía, muere policía baleado por esposo celoso de su amiga

0
88

Carlos Jiménez no soportó las heridas que le causaron los nueve impactos de bala que recibió por parte del policía Víctor Torre, quien no toleró que su exesposa empiece a salir con él.

MURIÓ A MANOS DE CELOSO. El suboficial Carlos Jiménez de 35 años perdió la vida esta semana luego de 17 días de agonía en el hospital de la Policía. Había recibido nueve impactos de bala por parte de su colega Víctor Torre (55), quien no toleró que su exesposa empezara a salir con él.

Carloncho’, como lo llamaban sus allegados, empezó a trabajar hace unas semanas en el destacamento desconcentrado de protección de carreteras en San Jerónimo de Surco. En sus 15 años de carrera policial, pasó por varias divisiones de la PNP, como la División de Seguridad Ferroviaria, donde conoció a la subteniente Sonia Carrasco de 40 años.

Ambos entablaron una amistad. Él tenía un hijo de 13 años, con el que vivía en Santa Clara, y estaba separado desde hace dos años de su ex. Por su parte, Sonia se había divorciado hace unos años del subteniente Víctor Torre, quien laboraba en el departamento de prevención e investigación de robo de vehículos en Lima Norte.

El 11 de julio pasado, Carlos Jiménez llevó a Sonia Carrasco a la casa de su primo, a un almuerzo familiar. Por la tarde, mientras la conducía a su casa, Torre les cerró el paso y empezó a disparar contra el parabrisas de su vehículo. No toleró que la madre de sus hijos esté saliendo con otra persona.

En imágenes captadas por los vecinos de Los Olivos, se observa cómo Jiménez intenta defenderse con su arma, mientras Sonia lucha por calmar a su exesposo. Finalmente, la mujer convenció a los dos hombres de detener la violencia y entre los tres se ayudaron para ir al hospital.

Carlos Jiménez recibió un total de 9 balazos, siete en el estómago y dos en las piernas. Fue trasladado al hospital de la Policía y estuvo seis días en coma. Al despertar, sus órganos estaban destruidos y tras 17 días de agonía, falleció.

Sonia recibió cuatro balazos mientras que Torre un disparo en la clavícula. Al momento, el atacante cumple prisión preventiva y según la hermana de la víctima, antes ya lo había amenazado para que no se acerque a su ex.