Transformación digital está impulsando la economía del Perú

0
27

La pandemia del Covid-19 inició y aceleró una serie de tendencias estructurales en la economía del Perú, la mayoría en particular con la transformación digital. Esta tendencia tiene un alcance para las personas, empresas y gobierno, lo que significa que el aumento de la actividad digital en una de estas tres áreas puede reforzar la actividad en las otras.

Si bien, se vio afectada gravemente la economía del país, las previsiones de crecimiento para los próximos tres años sitúan al Perú a la vanguardia de la región. Para ello, la minería, agricultura y servicios financieros son pilares fundamentales del PBI, el desarrollo socioeconómico y exportaciones peruanas.

Uno de los elementos clave de esta perspectiva positiva es el efecto dominó de la pandemia en la estrategia corporativa e institucional, acelerando la adopción de procesos de gestión más eficientes y sostenible; al mismo tiempo de fortalecer el papel de la transformación digital y los estándares ambientales, sociales y de gobernanza en el sector público y privado.

El impulso de estos sectores a la tecnología y a la sostenibilidad en sus políticas y planes estratégicos tiene un impacto favorable en la economía.

Practicas sostenibles

La minería

Es uno de los sectores económicos menos digitalizados y socialmente más disruptivos del Perú. Dicho sector puede beneficiarse de las prácticas ASG (Ambiente, Social y Gobernanza) y de una transformación digital más dura en Perú, que impulsarían su aceptación en las comunidades rurales y contribuirían a lograr una mayor productividad.

Según destaca el informe de OBG, el 70% de los ejecutivos regionales considera que la transformación digital de este sector es necesaria para impulsar el crecimiento.

Las exportaciones agrícolas

Durante el primer trimestre de 202 las exportaciones agrícolas han aumentado más aumentó más del 13% con respecto al mismo trimestre del año anterior. Según el informe, explica que en medio de la recuperación económica, el sector debe desarrollar prácticas sostenibles para afrontar el impacto del cambio climático en su cadena de valores

Los objetivos de las prácticas ASG en los servicios agrícolas incluyen la reducción de la pobreza y de las desigualdades; la protección de los ecosistemas más frágiles donde se llevan a cabo procesos agrícolas y de producción alimentaria, así como el refuerzo de la seguridad alimentaria en la región.

Actualmente, el 44% de las empresas de la agroindustria ya incluyen en sus políticas la gestión de los riesgos medioambientales en las operaciones relacionadas con el cambio climático. Además, el 23% de la inversión pública en ciencia, tecnología e innovación está destinada al sector agrícola.

Servicios financieros

Las operaciones bancarias digitales aumentaron de un 20% a un 60% en el último año; y se espera que esta tendencia se mantenga en el largo plazo, destaca el informe. El gobierno peruano prevé alcanzar un 52% de cobertura de internet en el país de aquí a 2030 con el fin de ampliar el uso de la tecnología digital en el sector financiero.

Aunque esto puede suceder orgánicamente, a través del consumidor, tendencias e inversión del sector privado – integral, se necesitan políticas públicas específicas para afianzar, promover y desarrollar la digitalización en la economía y la sociedad en general, de una manera más universal e inclusiva.

Mientras que la digitalización ha ganado una tracción sustancial en Perú desde el inicio de 2020, el desafío más amplio es garantizar que llegue a todas áreas geográficas y es equitativo en su alcance.

fuente: Caretas