Trabajos en terminal portuaria de Chancay contemplan inversiones por US$190mn en 2021

0
295
--FILE--A cargo ship of COSCO Shipping loaded with containers to be shipped abroad berths on a quay at the Port of Qingdao in Qingdao city, east China's Shandong province, 10 January 2019. COSCO Shipping Ports (CSP), a unit of China's COSCO Group, agreed to invest $225 million to acquire a 60% stake in the port of Chancay in Peru, marking the state-owned shipping giant's first foray into South America. CSP bought the stake from Volcan Compania Minera SAA and will partner with the Peruvian mining company in development, construction and operation of the port, the companies said late Wednesday. (Photo by Yu fangping / Imaginechina / Imaginechina via AFP)

Las obras en la terminal portuaria de Chancay, ubicada 78km al norte de Lima, debieran seguir adelante este año con una inversión de US$190 millones en desarrollo, según el gerente general adjunto del propietario del proyecto, Cosco Shipping Ports Chancay (CSPC).

La terminal portuaria debiera iniciar operaciones en el 2T24, aunque la fecha podría adelantarse para el 3T23, dependiendo de los avances que se logren en los próximos dos años, dijo Carlos Tejada a BNamericas.

CSPC pretende convertir a Chancay en un importante polo portuario en la costa pacífica del continente. La primera etapa de desarrollo requerirá un gasto de US$1.300 millones, mientras que el costo total de las tres etapas de la iniciativa se estima en US$3.000mn.

“La mayor parte de la inversión acordada se realizará entre el 2022 y 2023”, precisó.

La volátil coyuntura política en Perú no parece afectar la marcha de este proyecto privado, de propiedad de la multinacional china Cosco Shipping Ports (60%) y la minera local Volcan Compañía Minera (40%), controlada a su vez por el grupo suizo Glencore.

El ingreso de Cosco Shipping Ports a principios de 2019 llevó al redimensionamiento del proyecto. La inversión inicial se estimaba en US$460mn, pero tras introducir modificaciones en las tres primeras etapas se calcula ahora en US$3.000mn.

La nueva primera etapa contempla la construcción de infraestructura para cuatro muelles, dos para contenedores y dos para carga multipropósito, según el ejecutivo de CSPC.

La puesta en marcha de la segunda etapa del proyecto dependerá del dinamismo del movimiento del polo portuario.

Tejada indica que desde un inicio posibilitará la recepción y atención a naves Clase Triple E, que transportan más de 18.000 contenedores, las cuales no llegan directamente desde Asia a la costa sudamericana. De aquí se podrá distribuir la carga hacia Chile, Ecuador, Colombia y Perú”, afirmó.

Otro beneficio del futuro polo portuario de Chancay será acortar el tiempo de viaje de la carga desde Asia a Sudamérica desde los actuales 45 días a 22 días, lo cual representará una notoria reducción de costos de flete para los importadores. 

El redimensionamiento del proyecto inicial implicó nuevos permisos y licencias, los cuales ya fueron recibidos favorablemente. En diciembre de 2020, se aprobó una modificación al estudio de impacto ambiental de la zona operativa del puerto y en febrero se recibió la habilitación portuaria, otorgada por la Autoridad Portuaria Nacional (ANP).

Tejada señaló que las obras ya fueron adjudicadas a empresas especializadas en construcción de infraestructura portuaria, como China Harbor Engineerging Company, entre otras. Asimismo, se construyó un campamento con capacidad para 1.500 trabajadores.

La terminal será el primer puerto privado para uso público en Perú. “El puerto no es una concesión; porque no se construye sobre infraestructura del Estado y además no tiene inversión pública alguna”, recalcó Tejada.

El puerto fue una iniciativa impulsada a fines de la década pasada por Juan Ribaudo, accionista de Pesquera El Diamante, en sociedad con Volcan Compañía Minera.