Suboficial PNP no aceptó coima de 15 soles a mototaxista y le quitó 200 de su billetera

0
93

El Poder Judicial confirmó la pena de seis años de cárcel que se le impuso al mal efectivo en primera instancia

La Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa (Áncash) confirmó la sentencia de seis años de cárcel en contra del expolicía Jhonny Leonidas Quispe Mata, quien fue denunciado por sustraerle a un mototaxista 200 soles de su billetera porque éste solo estaba dispuesto a darle 15 soles para que no le imponga una papeleta por manejar en presunto estado de ebriedad.

Los magistrados declararon infundada la apelación presentada por la defensa de Quispe Mata, contra el fallo que lo condenó a seis años de cárcel, por el delito de cohecho pasivo propio en la función policial en agravio del Estado.

Según se relata en el expediente judicial, el 8 de abril de 2019, Quispe Mata fue intervenido por sus propios colegas, en el distrito de Moro, tras ser denunciado por un mototaxista a quien le exigió una coima a cambio de no imponerle una papeleta de tránsito por conducir en estado de ebriedad.

En ese momento, el conductor le manifestó que solo tenía 15 soles, el mal policía no solo no quiso aceptar ese monto, sino que le quitó su billetera y le sustrajo 200 soles. El hecho ocurrió en el asentamiento humano Nuevo Moro.

Tras lo ocurrido, el mototaxista agraviado hizo la denuncia correspondiente y se procedió a la detención del efectivo, quien, actualmente, se encuentra recluido en un centro penitenciario.

Tras el juicio oral, el Sexto Juzgado Unipersonal de la Corte Superior de Justicia del Santa sentenció al suboficial de la PNP a seis años de cárcel y le impuso cinco años de inhabilitación para ejercer cualquier cargo público; así como el pago de 6 mil soles como reparación civil a favor del Estado.

Con un fallo en contra, el abogado defensor de Jhonny Leonidas Quispe Mata planteó un recurso de apelación, aduciendo que la sentencia no fue debidamente motivada ni argumentada. A pesar de ello, la Segunda Sala Penal de Apelaciones decidió confirmar el fallo condenatorio en todos sus extremos.