Sin prensa libre no hay democracia

0
119

Miraflores rindió homenaje al periodismo y a aquellos valientes que se enfrentaron en 1974 a la dictadura por la confiscación de los medios de comunicación. Presidenta del Congreso Maricarmen Alva Prieto y Alcalde de Miraflores Luis Molina encabezaron ceremonia.

El alcalde Luis Molina y la Presidenta del Congreso de la República Maricarmen Alva Prieto encabezaron la ceremonia de homenaje por el Día del Periodista en nuestro distrito.

El solemne acto se realizó ante el monumento levantado en la primera cuadra de la avenida Ricardo Palma en homenaje a la libertad de expresión. Estuvieron presentes también el Decano del Colegio de Periodistas de Lima, Ricardo Burgos y el exsenador Javier Díaz Orihuela así como miembros de la orden profesional, exparlamentarios de Acción Popular y familiares de los homenajeados.

Tanto Burgos como Díaz Orihuela ratificaron durante sus respectivas intervenciones el irrestricto respeto por la libertad de prensa que actualmente se ve amenazada por diversas actitudes del Poder Ejecutivo y por un Proyecto de Ley presentado ante el Congreso de la República, que vulnera los principios de la libertad de expresión.

En su discurso, el burgomaestre recordó la protesta ciudadana realizada en ese mismo lugar el 27 de julio de 1974 ante la confiscación de los diarios por parte de la dictadura militar del General Juan Velasco Alvarado. Señaló que “No hay democracia sin libertad de prensa; no hay libertad de prensa sin democracia. Ambas van juntas y son inseparables. Tenemos que tener bien en claro que la libertad de prensa y de expresión siempre deben existir plenamente en nuestro país”.

Por su parte, en su intervención, la titular del Poder Legislativo agradeció  a la comuna de Miraflores por el homenaje que recuerda la memoria de su padre, el exdirigente acciopopulista Miguel Alva Orlandini, quien fue uno de los que protagonizó la protesta contra el acto dictatorial.

Precisamente, en la parte culminante de la ceremonia se develó una placa recordatoria con el nombre de su progenitor, junto a los de su hermano Felipe Alva Orlandini, Alejandro Acosta Herrera, Ricardo Burga Velasco, Mario Serrano Solís y José Terry Montes. Ellos se unen a los nombres inscritos en la placa original, como integrantes del grupo que protestó decididamente contra este acto dictatorial.