Secretario general del MTC tiene sentencia por atropello y papeleta por manejar ebrio | #NoTePases

0
213

Mario Domingo Rubio Uriarte, designado desde el 1 de agosto por el ministro Juan Francisco Silva Villegas, tiene una sentencia por daños y perjuicios por atropello ocurrido en el 2003.

El nuevo ministro de Transportes y Comunicaciones (MTC), Juan Francisco Silva Villegas, tiene menos de una semana en el cargo y por ahora lo único que se sabe de él es que tiene dos multas graves a bordo de un miniván, figura como gerente de una empresa de transportes sin autorización de la ATU y tiene denuncias por agresión. Pero no es el único con antecedentes en la cartera encargada de regular el caótico sistema de transportes peruano.

Mario Domingo Rubio Uriarte, designado el 1 de agosto en el cargo de Secretario General del MTC –con resolución ministerial firmada por el propio ministro Silva Villegas– tiene una sentencia por daños y perjuicios por haber causado un atropello el 29 de junio del año 2003. El fallo data del 2008 y la apelación, que confirma la sanción, del 2009. Al año siguiente, la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso de casación que había presentado Rubio Uriarte contra la sentencia.

Registro de papeletas en el portal SAT
Registro de papeletas en el portal SAT

El atropello ocurrido en el 2003 no es el único antecedente del nuevo funcionario. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió una papeleta por cometer la infracción muy grave C01. Aunque ahora ese código está vinculado a una falta menor, en la fecha de los hechos se trataba de la infracción por conducir en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes, narcóticos y/o alucinógenos comprobado con el examen respectivo o por negarse al mismo. Así constaba en el D.S N° 033-2001-MTC, vigente hasta el 2009 cuando se modificó el cuadro de papeletas y sanciones.

Tabla de sanciones en el año 2003.
NoTePases

Otra papeleta, impuesta en el 2011, fue por la infracción G51 que sanciona el “estacionar o detener el vehículo sobre la línea demarcatoria de intersección, dentro de éstas o en el crucero peatonal (paso peatonal)”.

Este Diario intentó comunicarse por llamadas y mensajes con Mario Domingo Rubio Uriarte antes del cierre de esta nota no fue posible. A las 7:35 de la noche, respondió brevemente por mensaje señalando que la denuncia “no existe”, aunque más adelante dijo que es una demanda civil de daños y perjuicios “no concluida aún”.