San Juan Bautista derramó bendición a huaralinos

0
1667

Centenares de Huaralinos celebraron  la Festividad en honor a San Juan Bautista, patrón del pueblo de Huaral. Para esta oportunidad, se han programado diversas actividades como misas, escenificaciones, procesiones, eventos deportivos, pasacalles y show artísticos covirtiendose en todo un atractivo turístico.

Dentro se las actividades se contempla el tradicional  paseo a la pampa de las Lomas de Granados, donde las familias huaralinas llegan para disfrutar de un dia lleno de naturaleza.

Según cuentas los abuelos, este tradicional paseo data de los años  1830, año en que ocurrieron graves sequias en todo el litoral costero.

Por aquellos años sobrevivía la tradición de una fiesta ancestral inca en honor al Dios Sol, dicha ceremonia se realizaba en las pampas de Ihuaril (hoy Granados).

La calamidad ocurrida en el pueblo fue tan terrible, que hizo que los primeros devotos de este santo, sacaran la imagen del templo he iniciaran una pequeña romería a las pampas de Granados.

En la pampa; aun quedaba un antiguo altar inca, y es allí donde colocaron la imagen del santo y entre oraciones paganas y cristianas pidieron a Dios que los libre de esta calamidad.

Con el tiempo la tradición se perdió; pero en 1925, la Comunidad Lomera toma nuevamente el control de dicha festividad. Desde ese año cada 25 de junio, previa misa en el templo, la imagen del santo es trasladada en medio de una gran caravana de vehículos a las Lomas de Granados. En las lomas los comuneros lo reciben, y lo instalan en una capilla que ha sido construida para esta ocasión, y junto con la concurrencia participan de otros actos litúrgicos; después de terminados los oficios religiosos se inicia la procesión por  toda la Loma.

luego se da paso a la gran fiesta donde se combinan las actividades deportivas, musicales, sociales y recreativas en general, destacando las competencias de gallos, corridas de toros, caballos de paso, vóley, fútbol, ciclismo, verbenas musicales etc., además de la presencia de vivanderas que ofrecen todo tipo de comida, platos típicos, anticuchos, picarones, degustación de vinos, entre otros.

Las Lomas se visten de color con los miles de paseantes que se distribuyen a lo largo de los cerros y de las instalaciones que existen en el lugar. En realidad es una verdadera fiesta donde no faltan las bandas musicales que se cruzan entre sí y que le dan un marco especial a una de las fiestas más importantes de la zona. ( Fuente: www.myhuaral.com)