Sagasti entregó la banda presidencial en la puerta del Congreso: ¿Por qué ocurrió este desencuentro?

0
69

Fuentes de El Comercio comentaron que se “tenía entendido” que el exmandatario acudiría a la sede del Legislativo para dejar la banda como “un acto simbólico”. Sin embargo, otras fuentes del Ejecutivo saliente señalaron que fue una decisión que le concierne al área de protocolo del Congreso.

A la ceremonia de juramentación del presidente de la República, Pedro Castillo, le precedió un aparente desencuentro. Antes de las 10 de la mañana, el relator del Congreso leyó el documento por el que entregaban la banda presidencial a la titular del Parlamento, María del Carmen Alva (Acción Popular). Esto debido a que había “concluido el mandato presidencial del señor Francisco Sagasti”.

Con el distintivo puesto, Alva Prieto pasó a informar al pleno sobre la propuesta de las comisiones encargadas del anuncio y recibo del presidente Castillo para su ingreso al Congreso.

Fuentes de El Comercio comentaron el origen de esta situación, que fue leída como un desaire al expresidente Francisco Sagasti. Según estas fuentes, en el Parlamento se “tenía entendido” que el exmandatario acudiría a la sede del legislativo para dejar la banda como “un acto simbólico”.

Las dudas saltaron cuando Sagasti llegó al Congreso, a las 11 de la mañana, con una banda puesta y la entregó en la puerta del recinto. Luego de esto, se retiró.

Otras fuentes de este Diario mencionaron que recién este martes se le informó al Ejecutivo que Francisco Sagasti no ingresaría al Congreso. Además, que si deseaba, “podía entregar la banda a una de las vicepresidentas [del nuevo Parlamento]”. “Nos pareció un acto de descortesía”, comentaron estas fuentes.

Agregaron que el comentario fue que la congresista María del Carmen Alva “no aceptaría la banda de parte de él”. Precisamente, el distintivo que le fue puesto a Alva fue uno diferente, el que finalmente ostentó el presidente Castillo.

Sagasti, antes de retirarse la banda presidencial, conversó brevemente con personal del Congreso en la puerta del Palacio Legislativo.

Según fuentes del Diario, cuando es invitado a ingresar por el edecán, el expresidente decide no hacerlo. “Ha sido un desplante que han querido hacerle al expresidente”, insistieron, pues la intención era hacer la entrega de la misma forma como ocurrió con el expresidente Valentín Paniagua, quien también asumió un gobierno de transición.

Otras fuentes del Gobierno saliente indicaron a El Comercio que la decisión de que el expresidente Francisco Sagasti entregue la banda presidencial en la puerta del Legislativo fue una medida que le concierne al área de protocolo del Congreso. Agregaron que les pareció “muy raro” que Alva Prieto se haya colocado la banda sin esperar la llegada de Sagasti.

En tanto, las primeras fuentes citadas comentaron a este Diario que cuando el expresidente Paniagua dio la banda “se dio una ley para que él pueda ejercer el cargo” hasta su entrega. Pero debido a que esa ley fue derogada posteriormente, quedó un vacío.

Insistieron en que lo hecho por Sagasti fue un “acto simbólico”. “Él ha dejado la banda y esa banda tenía que entregarse en la oficina de la oficialía mayor del Congreso, pero lo que ha hecho es sacarse la banda afuera y mandarla con su edecán a oficialía. No estaba previsto que dé un discurso, no estaba previsto que ingrese al Hemiciclo como lo hizo Paniagua. No había esa coordinación”, agregaron.

También, dijeron que el Congreso se había “enterado” de este proceder por Cancillería. “Si se ve el programa enviado, se indica la entrega de la banda. Esas actividades son las que organizaba Cancillería, no el Congreso. Pero lo que establecen las disposiciones es que el presidente hace entrega de la banda a la Oficialía”, mencionaron.

El Comercio intentó comunicarse con Cancillería para confirmar esta información, pero no recibimos respuesta.

Las fuentes señaladas detallaron que una vez fue entregada la banda presidencial al edecán, este entró a Oficialía Mayor del Congreso para dejarla e hizo “el trámite que corresponde con los asesores incluso del presidente”, quienes fueron vistos dentro del Parlamento, comentaron. “No es que alguien le haya prohibido la entrada como se especula”, finalizaron.

Esta semana, los excongresistas Víctor García Belaunde y Ricardo Burga tuitearon sobre la entrega de la banda presidencial.

Finalmente, la congresista María del Carmen Alva comentó a la prensa, a su salida de la ceremonia de juramentación, que lo ocurrido con Sagasti “es lo que le correspondía”. “El protocolo decía que el expresidente dejaba la banda. […] desde el 26 ya no es presidente del Congreso y lo que correspondía era dejar la banda. No hay ningún desaire”.

Además, el Congreso emitió un comunicado sobre lo ocurrido. En él, mencionan que Sagasti culminó su mandato el 26 de julio, por lo que correspondía que entregue la banda presidencial el pasado lunes 27. Por ello, no se coordinó la conformación de comisiones de anuncio y recibo de Sagasti en el Congreso, “quien al 28 de julio no tiene la condición de congresista ni presidente del Congreso”. Adicionalmente, que su situación es diferente a la del expresidente Valentín Paniagua.