1
68

Los 8.5 millones de Roberto Ríos en nombre de la comunidad de Santa Cruz de Andamarca

Rondan intereses económicos ajenos en el conflicto de Santa Cruz con minera Trevali. Alguien habría consumado beneficios económicos por adelantado.
La comunidad de Santa Cruz de Andamarca y la minera Trevali Perú han enfrentado un conflicto social durante el pasado mes de setiembre en donde se ha denunciado la presencia de intereses subalternos
En medio de este conflicto que duró desde el 27 de agosto hasta el 24 de setiembre, Trevali Perú emitió una carta abierta dirigida a la población de Santa Cruz de Andamarca y reveló haber otorgado beneficios económicos para empresas de comuneros hasta por más de 8.5 millones de soles entre los años 2015 y 2018 dentro de las operaciones mineras de Santander.
De acuerdo a las investigaciones que hemos seguido desde esta redacción, en Santa Cruz no existe comunero alguno o hijos de comuneros que estén haciendo negocios en Santander, así han corroborado algunas fuentes confiables relacionadas a la comunidad.
Por su parte Trevali no ha querido brindar información adicional a este respecto, pero se sabe que la única persona que en estos años ha hecho negocios con Santander es el empresario pasqueño Roberto Ríos Blas, con sus empresas y por solicitud de la comunidad.
En consecuencia, los 8.5 millones pertenecería básicamente a la facturación del señor empresario pasqueño Roberto Ríos.


¿Cómo lo hizo?
La pregunta que se hacen propios y extraños es que ¿cómo tuvo Roberto Ríos la capacidad de conseguir un negocio tan jugoso en nombre de la comunidad den Santa Cruz, siendo él un extraño en la zona? Todo habría sido por un camión, con el gancho de aquel vehículo se hizo comunero en tiempo record y se hizo avalar por la comunidad para meterse con su empresa a Santander, incluso dicen que se hizo pasar por hijo de una comunera gracias al apellido materno que para su suerte es común en Santa Cruz.
En efecto, como compensación por los más de 8.5 millones, la comunidad recibió un camioncito Mitsubishi modelo canter que en este momento cuesta menos de 30 mil dólares en el mercado.
Acaso para disimular esta trampa, ya es sabido que en agosto último Roberto Ríos encabezó la movilización de la comunidad en contra de Trevali Perú, dueña de la mina Santander, la misma empresa que por otro lado le da ganancias. Es como para no creer ¿pero cómo lo hace?
Podría especularse muchas respuestas, pero entre ellas hay una que parece verosímil, según nuestras fuentes en reserva, habiéndose hecho gerente de empresa comunal, Roberto Ríos tendría un grupo de comuneros con cargos dirigenciales en la empresa comunal, como subgerente, tesorero, secretario y fiscal, y se trataría de los comuneros Héctor Romero Bonifaz, Hoguer Torres Zevallos, Gilberto Toribio Filios y el juez de paz Walter Contador Díaz, grupo que se habría convertido en servil de Ríos Blas.
Roberto Ríos ostentando poder sobre comuneros de Santa Cruz.
La otra pregunta es ¿cómo es que estos comuneros se han vuelto adictos a Roberto Ríos así de fácil? Se dice que Ríos Blas habría ofrecido a cada uno de ellos un sueldo mensual de cinco mil soles, de conseguir el servicio de transporte de minerales mediante la medida de fuerza.
Esa promesa puede ser muy interesante para cualquier comunero, solo que no parece ser una promesa seria, porque para un sueldo así los comuneros tendrían que ser funcionarios calificados, y los comuneros aludidos lamentablemente no los son, entonces ¿acaso Ríos Blas juega con las expectativas y necesidades de los humildes comuneros?
La cuestión no es que la comunidad no pueda aspirar a entablar relaciones comerciales con la minera, eso es necesario y deberían hacerlo, pero sería mejor que se hagan valer por ellos mismos, por su gente, por sus hijos, y no dejarse manipular por un oportunista que estaría lucrando en nombre de ellos.
Ahora que como resultado de la protesta, Trevali habría ofrecido dos servicios para la empresa comunal dentro de las operaciones de la mina Santander, parece ser que el único que nuevamente termina ganando en medio de toda esta maraña opaca es Roberto Ríos; al cierre de la protesta él no solamente ha sido ovacionado sino acaba de ser ratificado en el cargo de gerente de empresa comunal, y hay quienes dicen que estaría alistando los equipos de su propiedad para colocar en la empresa comunal.
Todo esto sucede porque dicen que ningún comunero santacrucino se siente en capacidad de ejercer la gerencia de la empresa comunal; de ser cierto eso el camino continúa libre para que cualquier embustero siga aprovechándose de Santa Cruz.
Entre los comuneros de Santa Cruz hay mucho temor por revelar cualquier información relacionada, porque, según dicen, están amenazados por el grupo que controla Roberto Ríos; pues cualquier comunero que emita una opinión contraria podría ser acusado de traición a la comunidad. De hecho un comunero acaba de ser expulsado por no haber participado en la protesta contra Trevali con el rigor establecido por Ríos y su entorno.
De un tiempo a esta parte, la actividad minera se ha convertido en oportunidad para muchos tramposos y timadores, lamentablemente Santa Cruz parece que ha sido una victimas más.
Esperemos que Santa Cruz abra los ojos, ojala pueda alcanzar sus aspiraciones con el coraje propio, además los comuneros de santa Cruz no están solos, tienen hijos profesionales en Lima y Huaral quienes podrían acompañar una cruzada más justa para todos.
¡Vamos Santa Cruz, tu grandeza será producto de tu dignidad!

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply