Reseña del Huawei P50 Pro: ausencias que opacan injustamente a sus virtudes

0
28

Con el tiempo, Huawei ha aprendido a adaptarse al mercado móvil con las condiciones que es capaz de mantener, lejos de los servicios de Google y el 5G. Bajo esa condición, se mira con poca justicia a la marca que ha decidido presentarse así, con lo que tiene, ante el segmento de gama alta y presentar dispositivos capaces de sorprender. NIUSGEEK tiene a prueba al Huawei P50 Pro, el retorno a la gama alta.

Huawei P50 Pro: especificaciones técnicas

HUAWEI

P50 PRO

TAMAÑO

158.8 x 72.8 x 8.5 mm

PESO

195 g

PANTALLA

OLED 6,6″ 1228 x 2700 | 120 Hz

OS

EMUI 12 con HMS

CPU

Qualcomm SM8350 Snapdragon 888 4G (5 nm)

GPU

Adreno 660

ALMACENAMIENTO

128, 256 o 512 GB | expansión por NM Card

RAM

8 o 12 GB

CÁMARA PRINCIPAL

50 MP, f/1.8, 23mm, PDAF, Laser AF, OIS

CÁMARA TELEOBJETIVO

64 MP, f/3.5, 90mm (lente periscópico), PDAF, OIS, 3.5x optical zoom

CÁMARA GRAN ANGULAR

13 MP, f/2.2, 13mm, AF

CÁMARA MONOCROMO

40 MP, f/1.6, 23mm

CÁMARA DELANTERA

13 MP, f/2.4, AF

CONECTIVIDAD

4G | WiFi 6 | BT 5.2 | GPS | NFC | USB-C 3.1

MULTIMEDIA

Parlantes estéreo | Emisor IR

SEGURIDAD

Sensor de huella bajo pantalla, desbloqueo facial

AUTONOMÍA

4360 mAh | Carga de 66W | Carga inalámbrica de 50W

Huawei P50 Pro: un diseño sumamente atractivo

No es raro ver el esmero de Huawei en las curvas y esquinas de sus dispositivos más premium, al punto de que sirve de inspiración al mismo Honor 50. Estamos ante un diseño cuidado, con acabados en vidrio y aluminio, y que protege la parte interna contra el agua y el polvo con su certificación IP68.

Este modelo “Cocoa Gold” me recuerda al P30 Pro en la forma de sus bordes y el peso al agarre, pero con un enorme arreglo de dos círculos para los 4 sensores fotográficos, trabajados en colaboración con Leica. Junto con los botones de bloqueo y volumen a la derecha y el emisor IR en el borde superior, contamos con parlantes estéreo y el puerto USB-C para carga y datos.

Es un dispositivo que destacará, sin dudas, en las manos de cualquiera y que mantiene mucho carácter. No creo que, a esta altura de la historia de la telefonía móvil, alguien pueda decir que Huawei no sabe hacer equipos de excelente acabado.

Huawei P50 Pro: un OLED sin bordes

Bueno, sí tiene bordes, pero curvos y muy pronunciados. Ya habíamos tenido la oportunidad de probar pantallas con bordes laterales curvados, y este Huawei mejora un poco la curva en el viaje del dedo frente al Honor 50 o al Pixel 6 Pro. En parte, esto sucede por una combinación entre el grosor del equipo y el ángulo de caída, ligeramente menor a los mencionados anteriormente.

Huawei no escatima en dotar a este equipo de buenas prestaciones: sensor de huella bajo pantalla, 120 hercios en tasa de refresco y una densidad de pixeles ligeramente mayor al FullHD+ en sus 6,6 pulgadas. Una pena no tener, al menos, 1440p en resolución.

La respuesta táctil va bien, dentro de lo que uno espera y en armonía con la tasa de refresco de pantalla. En definición de colores y detalle, el equipo va realmente bien bajo luz solar intensa. Lo único que me tira para atrás es el abuso del detalle artificial en Netflix, frente a paneles más “limpios” como el del Pixel 6 Pro o el propio rey de la categoría: el Samsung Galaxy S21 Ultra.

Huawei P50 Pro: EMUI y no Harmony OS

Aquí debemos poner el disclaimer de rigor: este quipo no cuenta con servicios de Google. Sin embargo, es interesante probar las condiciones de este software que, más allá de las limitaciones, nos deja ver un poco cómo han mejorado la propuesta de apps.

Además de no contar con los GMS, Huawei coloca EMUI 12 y no Harmony en la versión internacional, algo que lamento. Me hubiese gustado probar esta nueva plataforma y su interacción con equipos del ecosistema, y esta decisión solo reafirma que el tan esperado software bandera de Huawei tras el bloqueo aún no está listo para dar el salto internacionalmente como OS de teléfono. Incluso ya lo tenemos en tablets, pero aún no da el paso definitivo.

Más allá de eso, la instalación de APKs desde repositorios como APK Mirror o APK Pure está mejor integrada en Petal Search, sobre todo aquellas apps que funcionan sin necesidad de los servicios de Google. Es evidente la ausencia de entornos como Gmail, YouTube o Maps, pero lo que más me duele es no tener Google Home o no encontrar una versión similar para Huawei con la que pueda enlazar mis productos de IoT.

Volviendo al punto, es valioso ver que podemos contar con apps como Teams, Outlook, Feedly, Authy, WhatsApp, Instagram, Telegram, Spotify, Twitter, Microsoft Edge, Binance, Speedtest, Geekbench, Office, Snapseed, Disney, Netflix y otras tantas que uso casi siempre. Una pena, sin embargo, que Rappi, Uber y otros desarrollos empujados por GMS no puedan ser accesibles desde aplicación.

Ya cuando nos dedicamos a “husmear” en la configuración de EMUI, vemos que su barra de notificaciones y accesos rápidos redistribuye muy bien el menú, colocando los dispositivos que hemos emparejado con AI Life y dejando al medio del panel la configuración veloz de datos, alarmas, ubicación y otros toggles.

Assistant Today es el apartado de noticias de Huawei alimentado por fuentes locales. Una pena que el algoritmo solo me arroje futbol y entretenimiento, sin posibilidad de añadir uno o varios feeds de tecnología, F1 o cualquier otra publicación de mi interés. Y aprovecho para insistir con un pendiente de años: HUAWEI, NECESITAS A GRITOS UNA APP DE PODCASTS PROPIA, CON FUENTES. Gracias.

Lo que también me parece extraño, y es culpa de WhatsApp, es la nula capacidad de sincronizar nuestro historial de conversaciones en una copia de seguridad hacia alguna nube de Huawei. La única copia que tenemos está en el teléfono, y no podremos recuperarla si nos roban el equipo – asumo, nadie me ha dicho cómo restaurar tus mensajes desde una nube si cambias a un nuevo Huawei o si debes restablecer de fábrica tu teléfono.

Más allá de estos detalles, contamos con un menú de configuración muy similar al tradicional de Android, con capacidad para optimizar el funcionamiento del equipo y monitorear los permisos de las apps que tenemos instaladas.

Huawei P50 Pro: De vuelta a Leica

Con el P50 Pro, Huawei busca establecer un nuevo estándar en tema de fotografía, y añade mucha métrica al combo de cámaras de este equipo. Para empezar, contamos con un sensor de 50 MP de apertura 1.8 desarrollado en colaboración con Leica. Debo decir que me sorprende el margen de mejora que el proceso computacional añade en todo momento, aunque se esmera en aportar detalle al lente principal y descuida, de noche, al gran angular y al zoom digital. Vamos por partes.

Como ves, el lente principal tiene un balance muy bueno en detalle y en manejo de color, sobre todo en los rojos y amarillos. Me da gusto ver que Huawei no se esfuerza por un resultado sobre natural como en las primeras ediciones de la línea PX Pro, y que ahora busca el realismo combinando manejo de sombras, detalle y balance de color.

El angular y el teleobjetivo andan muy bien cuando hay buena luz, pero de noche comienzan a evidenciar sus problemas en detalle y velocidad de disparo. En el caso del teleobjetivo, me preocupa la cantidad de manchas que, a mediana luz, exhiben las fotos con zoom digital.

El lente monocromo siempre ha sido un placer, porque añade un boost de contraste de manera inteligente para el resultado. Usa siempre el lente principal para mejores resultados.

La cámara delantera anda muy bien, y también añade una buena cuota de proceso computacional tras el disparo. De noche sufre un poco con la velocidad de obturación, pero se pueden obtener buenos resultados.

Espero que los problemas con fotos a distancia puedan solucionarse con actualizaciones. Recuerdo los buenos tiempos del P30 Pro disparando fotos a la luna, y me parecía raro que este equipo no se equiparara con esos resultados. Hasta que entendí qué es lo distinto: el procesador.

Huawei P50 Pro: un procesador extraño en casa

Hasta el P40 Pro, Huawei dominaba el desarrollo “in house” de la optimización entre el hardware y el software de sus teléfonos. De ese arduo trabajo se rescata la veloz y firme evolución de Kirin, el SoC creado por HiSilicon y que, por varias generaciones, acompañaba a cada versión nueva de las líneas P y Mate. Debido al fin de su producción, tras el bloqueo impuesto por Estados Unidos, Qualcomm pudo establecer acuerdos con Huawei con la venia del gobierno estadounidense con una condición: nada de 5G.

Tenemos, en este caso, un procesador Snapdragon 888 capado y que, por esta regulación, no viene con conectividad 5G, aquella que Huawei se esmeró tanto en implementar globalmente. Creo que esa es la razón por la que el proceso computacional no se logra como en ediciones anteriores, pues la marca china no controla todo el esquema y aun no añaden de manera integral al poderoso chip de Qualcomm. Esta, junto con la ausencia de servicios de Google, me parece una de las graves ausencias en este equipo.

Más allá de eso, no podemos más que apreciar el estupendo trabajo de Huawei en conectividad a WiFi 6, Bluetooth, GPS y otras áreas ampliamente dominadas. En rendimiento, el equipo es muy fuerte para la transición de la multitarea y ejecución de juegos pesados.

En el caso de la multimedia, los parlantes estéreo ayudan a darle dimensión al OLED de 120 hercios para películas y series desde servicios de streaming – sí, ya había mencionado que tenemos Disney+, Netflix y otras apps que funcionan sin problemas -, por lo que el entretenimiento viene asegurado en este P50 Pro.

La lectura de huella dactilar y el desbloqueo facial siguen siendo muy veloces, pero el lugar escogido por Huawei para colocar el sensor bajo pantalla – a un dedo de distancia del borde inferior – es ligeramente incómodo. Más allá de la ausencia de 5G, hablamos de un equipo muy potente.

Huawei P50 Pro: medida justa con veloz empuje

Los 4360 mAh suelen quedar un poco justos en el día a día, y he logrado llegar con 20% al cargador de noche. Sin embargo, esto queda subsanado con la carga rápida de 66W disponible en el cargador que se añade en la caja. En menos de 40 minutos, le damos el 100% de carga al equipo desde cero. Además, y contando con el cargador de la marca, podemos inyectarle 50W de energía inalámbricamente. Si hay carga rápida, ya no hay mucho problema.

Huawei P50 Pro: ¿Vale la pena?

Huawei ha hecho un buen teléfono que resulta difícil de recomendar a quien depende, en gran medida, de los servicios de Google. Sin embargo, me parece que es un equipo capaz de funcionar sin problemas con apps de Microsoft o Meta – salvo la copia de seguridad de WhatsApp -, y esos entornos colaborativos son muy requeridos. Como dije, no intento convencer a nadie que use los servicios de Google; sino a aquel que no los necesite tanto o que, hasta ahora, no requiera conectividad 5G. Analiza, revisa, pregunta y decide. Ahora, por ese precio es poco probable que dejes de lado un S21 Ultra, un Edge 20 Pro o un 11T. Innegable.

Equipo cedido a préstamo por Huawei Perú desde el 18 de enero hasta la publicación de la reseña. Precio en el mercado: 4499 soles en configuración de 8GB de RAM y 256Gb de almacenamiento mas un Huawei Watch Fit y unos FreeBuds Pro por lanzamiento en su sitio web.