Repunte en Lima reaviva discusión sobre cuarentena

0
163

Desde fines de mayo, el Perú no registraba un incremento tan alto como el del último sábado: 7.448 casos en un solo día. Con ello, y según el último reporte oficial, ya van 428.850 contagios y 19.614 decesos confirmados en todo el país. Para la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y médicos infectólogos, estas cifras ponen en evidencia un recrudecimiento en la primera ola del Covid-19.

Rubén Mayorga, representante de la OPS en el Perú, considera que nunca salimos de esa “ola”. El infectólogo Juan Villena agrega que esta “no se ha detenido y sigue creciendo” ante el mayor tránsito de las personas. En tanto, su colega y vicedecano del Colegio Médico del Perú (CMP), Ciro Maguiña, la califica como una “gran ola hawaiana”, la cual no terminó de bajar “debido a la cuarentena ‘chicha’ y al relajamiento de la población”.

El repunte y el dolor se hacen aún más evidente en las 5 regiones y las 20 provincias donde se acaba de ampliar la cuarentena focalizada, pero también genera preocupación en Lima, que concentra más de la mitad de los casos a nivel nacional y que solo en la última semana reportó 19.410 diagnósticos: el aumento más alto a fines de julio.

Para el médico Juan Villena, esta región enfrenta un incremento de casos que no solo responde a la reactivación económica, sino al comportamiento de quienes acuden a reuniones familiares o amicales, y a los que incumplen con el distanciamiento o el uso de la mascarilla. «Si no se dan las condiciones para el transporte o el trabajo en ambientes no hacinados, hay que volver a las casas, decretar la cuarentena y sancionar. Es un tema de salud pública. Hay dos formas de hacer las cosas: o las hacemos bien o como siempre».

EsSalud y el Minsa han reconocido la falta de camas UCI. En Lima, las familias ni siquiera consiguen una de hospitalización. “Si estimamos que el 10% necesita hospitalizarse, y según las cifras nacionales, hablaríamos de 700 personas al día. Un paciente se queda entre 10 y 12 días internado. Falta personal de salud, porque se ha contagiado. Las próximas semanas serán dramáticas”, dice Villena.