¿Qué pasa si los votos blancos, nulos o viciados superan el 66.6% en junio?

0
429

Los candidatos de Perú Libre y Fuerza Popular tendrán un poco más de un mes para convencer a la población de escogerlos de acuerdo a sus necesidades y problemáticas que presentan. Más allá de las propuestas, hay un aspecto que ha tomado relevancia en los últimos días.

Se trata de la poca representación que tendrá el próximo presidente en comparación a otros comicios. Era normal que el segundo y el primer lugar obtengan más de 20% en primera vuelta, por lo menos. En este caso, ni Castillo ni Fujimori alcanzan ese porcentaje.

El último martes, el excandidato al Congreso por Alianza por el Progreso, Daniel Abugattás propuso el voto en blanco masivo para anular las presentes elecciones y llamar a nuevos comicios con diferentes candidatos. Ese pedido ha sido recogido por varios usuarios en redes sociales, quienes se han sentido disconformes con los resultados oficiales.

Votos blancos, viciados y nulos en elecciones de junio

En ese sentido, tomaron en cuenta la Ley Orgánica de Elecciones, la cual establece que si más de dos tercios de los electores (66.6%) votan en blanco, viciado o hacen que su voto sea nulo, se anulan las elecciones.

Sin embargo, si este caso se presentara el próximo domingo 6 de junio, no se llegaría a retornar al primer escenario. Es decir, se repetiría la segunda vuelta, mas no se convocarían a los candidatos de la primera, afirmó en su canal de Youtube el exjefe de la ONPE, Fernando Tuesta.

En el hipotético caso que se anularan las elecciones debido a la sumatoria de las dos terceras partes de nulos y blancos que superen las dos terceras partes del total, lo que se anula es la segunda vuelta y se tendría que convocar a una segunda vuelta nuevamente con los mismos participantes, remarcó.

Además, recalcó que el ausentismo tampoco será causal de anulabilidad de todo el proceso electoral, mucho menos de la segunda vuelta, ya que esta arista solo es tomada en cuenta en elecciones regionales y locales.

Para tal fin, los organismos correspondientes tienen 90 días para resolver ese aspecto si se llegara a presentar el 66.6% de votos viciados, nulos o en blanco. Cabe mencionar que el ausentismo no suma a dicha estadística.