Protestas en Canadá por restricciones contra el covid-19 llegan a su segunda semana, mientras investigan supuestos casos de odio

0
28

(CNN) — Las protestas en Canadá por las regulaciones contra el covid-19 cumplen su segunda semana, en medio de carreteras bloqueadas y manifestaciones ruidosas, además de denuncias sobre incidentes relacionados con delitos de odio que están bajo investigación y arrestos que se han ejecutado en medio de informes de piedras y huevos lanzados.

Las protestas empezaron con un grupo de camioneros que llegó al corazón de Ottawa el 29 de enero para rechazar las nuevas reglas de pruebas y vacunación de coronavirus. Esas manifestaciones inspiraron otras protestas este el fin de semana en las principales ciudades de todo Canadá, incluidas Vancouver, Winnipeg, Toronto y la ciudad de Quebec.

El alcalde de Ottawa, Jim Watson, declaró el estado de emergencia en la tarde del domingo, pues la ciudad se convirtió en un punto clave de las protestas del «Freedom Convoy«. La mayoría de las más de 60 investigaciones penales que avanzan en Ottawa incluyen delitos de odio, daños a la propiedad, robos y travesuras, dijo la policía.

«Declarar un estado de emergencia refleja el grave peligro y la amenaza a la seguridad de los residentes que representan las manifestaciones actuales. Y destaca la necesidad de apoyo de otras jurisdicciones y niveles de gobierno», dijo Watson en un comunicado.

Arrestos en las protestas en Ottawa, Canadá

Hubo al menos siete arrestos este domingo, mientras se emitieron por lo menos 450 citaciones desde el sábado por la mañana, informó el Servicio de Policía de Ottawa. Los manifestantes «tuvieron un comportamiento extremadamente disruptivo e ilegal», dijo la policía en un comunicado. Y añadió que esto causó «riesgos para la seguridad pública y una angustia inaceptable» para los residentes.

publicidad

canadá protestas

Personas ondean banderas en la parte superior de un camión frente al Parlamento este domingo, mientras los camioneros y sus seguidores continúan protestando por los mandatos de vacunación contra el covid-19 en Ottawa.

La mayoría de los manifestantes actúa de manera pacífica para expresar su descontento con los recientes mandatos de vacunación. Sin embargo, las acciones de detener camiones y bloquear carreteras son una molestia cada día mayor para los residentes y las empresas.

La mayoría de los negocios en el centro de Ottawa llevan cerrados más de una semana o han estado operando con horarios reducidos. Y los propietarios se quejan ante los funcionarios de la ciudad de las dificultades financieras, a medida que disminuyen los clientes.

Aún así, algunos asistentes a las protestas en Canadá dicen que no irán a ninguna parte hasta que se hagan cambios.

“Toda la situación ha ido más allá de las vacunas, y ahora se trata de la medida en general”, dijo el manifestante James MacDonald a CNN. También agregó que ha estado en Ottawa desde el fin de semana pasado y no tiene planes de irse hasta que se eliminen las medidas de salud.

Las manifestaciones comenzaron como una objeción al mandato de vacunación reciente que exige que los camioneros que ingresen a Canadá estén completamente vacunados o cumplan requisitos de prueba de detección y cuarentena. Otros manifestantes se han unido para protestar contra las órdenes de uso de mascarillas, los confinamientos, las restricciones a las reuniones y otros esfuerzos preventivos contra el covid-19.

Canadá tiene una de las tasas de vacunación más altas del mundo, con aproximadamente 4 de cada 5 personas completamente vacunadas, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Policía de Ottawa investiga posibles delitos de odio

La policía respondió a más de 650 llamadas de servicio relacionadas con las manifestaciones desde que comenzaron, dijeron las autoridades este domingo.

La línea directa para atender delitos de odio en la ciudad ––que se creó después de informes de actos antisemitas, racistas y homofóbicos en las protestas contra el covid-19–– también recibió más de 200 llamadas, según la policía.

“Ya tenemos varios incidentes relacionados con odio que estamos investigando”, dijo la semana pasada el jefe de policía de Ottawa, Peter Sloly. «Animamos a cualquier persona que haya sido víctima de un delito de odio, o que piense que pudo haber sido víctima o expuesta a incidentes de odio, a que se comunique con nosotros», señaló.

En la mañana de este domingo se mantuvieron los bloqueos de carreteras y las barricadas en gran parte de Ottawa, especialmente en el centro de la ciudad, según la policía. Las autoridades han aconsejado repetidamente a los manifestantes que «no entren en Ottawa y se vayan a casa».

La policía emitió cientos de avisos durante el fin de semana, incluyendo tocar la bocina de manera excesiva, conducir en sentido contrario o sobre una acera, no usar el cinturón de seguridad, tener alcohol disponible y tener la clase incorrecta de licencia de conducir, dijeron.

Se han incautado vehículos y combustible, dijo la policía. Por lo que advierten que «cualquiera que se detecte llevando combustible a los camiones de la protesta en la zona roja podría estar sujeto a arresto y cargos».

Un fin de semana de detenciones y protestas en Canadá

En Vancouver, varios cientos de vehículos viajaron por la ciudad para participar en las protestas allí, dijo la policía. Cinco personas fueron arrestadas el sábado, en medio de informes de «lanzamiento de piedras y huevos, patadas a automóviles y clavos esparcidos en las carreteras», según las autoridades. Los cinco fueron llevados a la cárcel y luego liberados, dijo la policía.

Entre ellos se encontraba un ciudadano estadounidense de 29 años del estado de Washington al que arrestaron después de que los agentes lo vieran con un pasamontañas y tirando de un vagón lleno de cartones de huevos, según la policía. El hombre tenía un cuchillo en una vaina atada a su cinturón y dos huevos en el bolsillo de su chaqueta, señalaron.

«Todos tienen derecho a reunirse pacíficamente y expresar sus opiniones. Y el Departamento de Policía de Vancouver se compromete a brindar un entorno seguro para las protestas legales”, dijo el sargento de policía Steve Addison. «Las protestas de hoy atrajeron a miles de personas apasionadas por sus causas. Si bien la mayoría de los manifestantes fueron pacíficos, algunos tuvieron que ser arrestados por comportamiento violento y conducta ilegal».

En Toronto, la ciudad más grande de Canadá, miles de personas salieron a las calles el sábado. Y a pesar de los esfuerzos de la policía locales, varios camiones bloquearon una importante intersección durante horas. La policía informó problemas para despejar el camino a los vehículos de emergencia cerca de la protesta. También, advirtió nuevamente en un comunicado que esto era «inaceptable y no se tolerará».

La ciudad de Quebec informó de manera similar que miles de manifestantes y cientos de camiones obstruyeron las calles, mientras los residentes y visitantes intentaban disfrutar de un carnaval de invierno.

En Winnipeg, una manifestación en la noche de este viernes se tornó peligrosa cuando un hombre se abalanzó sobre una multitud y golpeó a cuatro personas, según el Departamento de Policía de Winnipeg. Tres de los heridos no requirieron atención médica y el cuarto fue tratado y dado de alta de un hospital del área, dijo la policía.

El sospechoso, arrestado después de una breve lucha con la policía, enfrenta 11 cargos. Entre ellos asalto con un arma, operación peligrosa de un vehículo y no detenerse después de un accidente, dijeron las autoridades.

Joe Sutton, Keith Allen, Laura James, Melissa Alonso, Caroline Kucera, Caroll Alvarado, Eric Levenson y Hannah Sarisohn, todos de CNN, contribuyeron a este informe.