Prohíben tocar las bocinas a manifestantes que protestan contra mandatos por el covid-19 bloqueando carreteras

0
23

(CNN) — Las tensiones derivadas de las protestas encabezadas por camioneros en Canadá por los mandatos sanitarios por el covid-19 del país se han estado gestando en las últimas semanas, tanto que un juez prohibió temporalmente a los manifestantes usar bocinas.

Durante casi dos semanas, los camioneros canadienses han estado protestando por una nueva regla que les obliga a estar completamente vacunados contra el covid-19 o enfrentar una cuarentena de dos semanas en sus hogares después de regresar a cruzar la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Los camioneros han sido muy ruidosos, tan irritantemente ruidosos que se presentó una demanda exigiendo el fin de los bocinazos ensordecedores desatados por los camioneros en el centro de Ottawa, la capital de Canadá, donde los residentes han soportado el ruido casi constante que ruge en sus hogares.

Zexi Li, quien vive a cinco cuadras del Parlamento, donde protestan los manifestantes, presentó una demanda exigiendo el fin de los pitidos ensordecedores.

Los niveles de sonido del aire y las bocinas de los trenes son «peligrosos y causan daños permanentes en el oído humano» y causan «angustia mental, sufrimiento y tormento significativos», dice la demanda presentada por el joven de 21 años. Una audiencia sobre la demanda está fijada para el próximo miércoles.

publicidad

canadá protestas

Personas ondean banderas en la parte superior de un camión frente al Parlamento, mientras los camioneros y sus seguidores continúan protestando por los mandatos de vacunación contra el covid-19 en Ottawa.

El lunes, el juez de la Corte Superior de Ontario, Hugh McLean, emitió una orden judicial de 10 días que impide que los camioneros que se manifiestan en las calles del centro de Ottawa usen bocinas de aire o de trenes.

El alcalde de Ottawa, Jim Watson, describió el bocinazo constante de camiones grandes como «equivalente a una guerra psicológica» y escribió en cartas a funcionarios federales y provinciales a principios de esta semana que «la gente vive con miedo y aterrorizada».

Las protestas de los camioneros han impulsado a otros a unirse a sus esfuerzos y protestar contra los mandatos de uso de mascarillas, bloqueos, restricciones a las reuniones y otros esfuerzos preventivos contra el covid-19 en el país.

Las protestas contra los mandatos sanitarios por el covid-19 se extienden a otros puntos de Canadá

Han surgido manifestaciones en otras áreas de Canadá, incluido el puente Ambassador, que une Windsor, Ontario y Detroit y es el cruce internacional más transitado de América del Norte.

Camiones y vehículos detenidos impidieron el acceso al puente por segundo día el martes, obstaculizando el tráfico en ambos lados de la frontera.

«Cuando el cruce fronterizo de esta magnitud, casi un tercio de todo el tráfico entre nuestros dos países cruza aquí, y cuando se cierra, tiene un impacto inmediato y material en las economías de nuestras dos naciones», dijo el alcalde de Windsor, Drew Dilkens, a Don Lemon, de CNN, el martes por la noche.

Desde la madrugada del miércoles, el tráfico con destino a Canadá seguía cerrado, tuitearon funcionarios de Michigan. El tráfico con destino a EE.UU. fluía con acceso limitado al puente, tuiteó la Policía de Windsor.

Un manifestante camina frente a camiones estacionados el 8 de febrero mientras los manifestantes en Ottawa, Canadá, continúan protestando por los mandatos de vacunación implementados por el primer ministro Justin Trudeau. (Crédito: DAVE CHAN/AFP via Getty Images)

Muchos habitantes de Ottawa están en su «punto de ruptura»

El Departamento de Policía de Ottawa solicitó recursos adicionales a Watson para poder lidiar mejor con los disturbios.

«Hemos estado al 100% en esto durante los últimos 10 días seguidos, y no descansaremos hasta que esté terminado, pero necesitamos más ayuda», dijo el lunes el jefe de Policía de Ottawa, Peter Sloly.

Sloly dijo que ha estado presionando a los tres niveles de Gobierno para que «hagan lo que sea que puedan aportar a la resolución permanente, sostenible, legal y segura de esta manifestación», y agregó que muchos habitantes de Ottawa están en su «punto de ruptura».

«Esto es aplastante para esos residentes y sus negocios», dijo. «Tiene que detenerse, y estamos haciendo todo lo posible para detenerlo. Necesitamos más ayuda, estamos pidiendo esa ayuda y estamos comenzando a recibir esa ayuda, pero necesitamos más para lograrlo».

Una pequeña fila de camiones semirremolque se alinea a lo largo de la I-75 en dirección norte, en Detroit, cuando la entrada del puente Ambassador estaba bloqueada para viajar a Canadá, el martes 8 de febrero de 2022. (Crédito: Ryan Garza/Detroit Free Press via AP)

En cartas que el alcalde escribió al primer ministro Justin Trudeau, al ministro de Seguridad de Canadá y primer ministro y procurador general de Ontario, pidió agentes adicionales «para sofocar la insurrección que el Servicio de Policía de Ottawa no puede contener».

La policía ha abierto más de 60 investigaciones penales vinculadas a las protestas y se han realizado 23 detenciones. Los cargos incluyen vandalismo, huir de la policía y amenazas. Se han emitido más de 1.300 multas por infracciones que van desde ruido excesivo y uso de fuegos artificiales hasta conducir un vehículo motorizado en una acera.

«No está claro cómo terminará esto», dice el alcalde sobre las protestas

Trudeau reconoció el lunes que los manifestantes tenían derecho a expresar sus preocupaciones, pero dijo que los residentes no merecen ser acosados en sus propios vecindarios.

«Esta pandemia ha arrastrado a todos los canadienses, pero los canadienses saben que la forma de superarla es seguir escuchando a la ciencia, seguir apoyándose unos en otros, seguir estando ahí el uno para el otro», dijo después de subrayar que los canadienses están cansados de las restricciones sanitarias por el covid-19.

Hablando con CNN el martes, Dilkens, el alcalde de Windsor, dijo que Canadá es una sociedad demócrata, donde las protestas son aceptables.

«Pero bloquear el cruce fronterizo más concurrido entre nuestras dos naciones no está bien. Entonces, ¿cómo podemos abrir al menos un carril de tráfico en cada dirección para permitir que los camiones continúen fluyendo para llevar productos al mercado en Estados Unidos?», dijo Dilkens.

Dilkens agregó que no está seguro de cuál es el «juego final» de los manifestantes.

«Ha cobrado fuerza, sí, con personas que se sienten molestas por las restricciones o mandatos de vacunación, que tienen que usar una mascarilla», dijo Dilkens. «Pero también ha sido un punto de reunión y un grito de guerra para muchos que simplemente están enojados con el Gobierno en general. Por lo tanto, no está claro cómo terminará esto y qué haría felices a todos para que se vayan y dejen de protestar. No estamos seguros».

— Paradise Afshar, de CNN, Raja Razek, Joe Sutton, Keith Allen, Laura James, Melissa Alonso, Caroline Kucera y Caroll Alvarado contribuyeron a este informe.