Presidente del Consejo de Ministros de Perú acusa a sector del Congreso de urdir un golpe de Estado

0
26

(CNN Español) — El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Aníbal Torres, acusó este lunes a «un sector minoritario» del Congreso de urdir un golpe de Estado contra el gobierno del presidente Pedro Castillo.

Torres dijo en conferencia de prensa que «el Congreso siempre está permanentemente buscando allanar el camino a la vacancia mediante la modificación de la Constitución con normas inconstitucionales».

Horas más tarde, la mesa directiva del Congreso emitió un comunicado en el que califica las declaraciones de Torres como «irresponsables», y señalan que el jefe del gabinete se ha referido al Parlamento y a su presidenta en tono «amenazante y acusándonos de golpistas».

El comunicado señala, además, que el gobierno está llevando a cabo lo que llama «un plan sistemático de desprestigio de la institución parlamentaria» y que Torres habría incurrido en una serie de imprecisiones para confundir a la opinión pública.

El pronunciamiento concluye que Torres «habla de la necesidad de un entendimiento con el Congreso, pero en provincias vuelve a una falsa narrativa de un Congreso golpista».

En su conferencia de prensa, donde estuvo acompañado por los ministros del gobierno de Castillo, Torres apuntó contra los que llamó «grupos que se negaron a reconocer los resultados electorales» y que, en su opinión, «ahora pretenden urdir en secreto un golpe de Estado mediante la vacancia presidencial, la acusación constitucional o la renuncia presidencial. Todos esos hechos están concatenados».

publicidad

Torres señaló que espera que «los señores congresistas que están promoviendo dar el golpe de Estado cesen en su actitud. En un Estado democrático tiene que gobernar quien ganó las elecciones, no los que perdieron, y los que perdieron tienen que reconocer el triunfo del ganador y no seguir desestabilizando al gobierno».

Torres también indicó que las acciones señaladas provienen, dijo, «de un sector minoritario del Congreso» y que el gobierno no va a tomar ninguna medida.

La controversia entre Torres y el Congreso se produce cuando el presidente Castillo ha nombrado a su cuarto gabinete en poco más de siete meses en el gobierno.