Poder Judicial ordena que Reniec reconozca que niño tiene dos mamás en su DNI

0
64

Segundo Juzgado Constitucional de Lima concluyó que Reniec colocó al menor en una situación de vulnerabilidad, cuando se negó a entregarle su DNI con los nombres de sus dos madres. No se pronunciaron sobre discriminación de entidad a madres lesbianas.

Redacción Wayka

El Segundo Juzgado Constitucional de Lima ordenó al Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) que inscriba a las dos madres del niño, de iniciales DADT, en su Documento Nacional de Identidad (DNI). El juzgado resolvió la demanda como fundada en parte después de 4 años de que las ciudadanas peruanas Darling Delfín y Jenny Trujillo interpusieran una demanda de amparo ante el Poder Judicial.

Ambas madres lesbianas se casaron en México en 2012. Dos años después nació Dakarai. Ellas figuran como sus mamás en la partida de nacimiento del pequeño. La Superintendencia Nacional de Migraciones del Ministerio del Interior también las reconoció como las madres del menor en un registro de hijos de peruanos nacidos en el extranjero.

En la sentencia, el juzgado basa su decisión en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional peruano y la Corte Internacional de Derechos Humanos, que asegura que no existe un único modelo de familia. En ese sentido, concluyen que el Estado debe favorecer la protección familiar de manera amplia.

Además, se lee que la resistencia de Reniec para inscribir a las dos madres del menor en su DNI carece de criterio. La entidad estatal tampoco explicó cómo han ponderado los intereses del niño en su decisión.

El juez fundamentó que no reconocer a las madres del pequeño en su DNI va en contra del principio de interés superior del niño porque se le anulan derechos sucesorios, de alimentos, consentimiendo médico, derecho preferente a su educación, entre otros. Por ello, exhortó a Reniec que considere este principio.

Reniec puede apelar la decisión del juzgado.

NO SE PRONUNCIARON

En la demanda, Darling Delfín y Jenny Trujillo también señalan que Reniec vulneró sus derechos a la igualdad y no discriminación. Sin embargo, el juez no se pronunció al respecto y, por ello, declaró la demanda fundada en parte.

«Este acto de no reconocer a ambas madres, a las mujeres lesbianas como madres, es un acto discriminatorio en base a la orientación sexual de ambas demandantes. (En la demanda pedimos) que también se reconozca que se está vulnerando el derecho a la maternidad de las mujeres lesbianas, su derecho al libre desarrollo de la personalidad también, su derecho a conformar una familia. Estos fueron los otros derechos que mencionamos en la demanda, pero que el Poder Judicial no ha detallado nada, no han entrado a hacer un análisis propiamente de si se ha vulnerado o no esos derechos y han decidido declararla fundada en parte la sentencia», explicó Liliana Gadea, asesora legal de Darling y Jenny.

En ese sentido, precisó que no apelarán esta decisión del juzgado porque causaría que el caso tarde más en resolverse y, por lo tanto, el niño seguiría con derechos restringidos.

«Han pasado 4 años, Dakarai, cada año que pasa sigue creciendo, entonces, nosotras hemos venido exigiéndole celeridad al Poder Judicial para que cese la vulneración a los derechos de las mujeres lesbianas, sus hijes y las familias homoparentales. Somos consciente que, de apelar esta resolución, el proceso va a seguir demorándose, y puede redundar en una mayor afectación para los derechos de las demandantes, en este caso, el derecho a la familia», añadió.

Gadea anunció que hoy, miércoles 13 de octubre, el colectivo Tengo dos mamás realizará un plantón en el frontis de Reniec para exigir que no apelen la sentencia.