Plantean fortalecer la calidad educativa

0
268

El presidente del Consejo de Ministros y titular de Educación, José Antonio Chang, destacó la necesidad de fortalecer el Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación de la Calidad Educativa para que algunas entidades académicas dejen de ser “fábricas de desempleados”.

Indicó que, mediante dicho sistema se evalúa a las entidades educativas no solo en cuanto a su infraestructura, docentes, laboratorios y otros aspectos básicos, sino también a sus graduados, es decir, se verifica si sus egresados trabajan en áreas acordes con su formación.

“Podríamos tener a un ingeniero de sistemas trabajando en una cafetería. En cambio, si se verifica que este profesional trabaja en el área en la que se formó, le dan un punto a la institución que se acredita, de lo contrario la desacreditan”, expresó el funcionario.

De esta manera, apuntó Chang Escobedo, esta acreditación verifica si, en efecto, la entidad formadora incrementa el número de desempleados en el país, explicó el titular de Educación, en diálogo con RPP.

“Por eso tenemos que fortalecer el sistema nacional de acreditación, no solo de la calidad universitaria, sino de la educación superior y básica”, expresó el jefe del Gabinete Ministerial.

En ese sentido, mencionó la importancia de establecer estándares de calidad por cada carrera de formación académica, para que las instituciones, incluso se autoevalúen y presenten sus expedientes al sistema nacional para que este a su vez certifique esta autoevaluación.

“Si los resultados son negativos, no se otorga la acreditación o certificación, pero si son positivos, se confiere el certificado y la acreditación respectiva. Esto ante la sociedad debería significar una calidad adecuada para la formación de profesionales”, remarcó.

Prueba Pisa

En otro momento, Chang comentó los últimos resultados de la prueba del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA), en la que Perú mostró el mayor crecimiento en materia educativa, al aumentar 43 puntos desde su última evaluación efectuada en el 2000.

“Después de nueve años el Perú se ha incorporado a esta evaluación internacional. Si bien seguimos rezagados, hemos dado un gran salto, el más alto entre los países participantes. Esto nos permite ser optimistas, mas no triunfalistas”, refirió.

El ministro agregó que esto “vislumbra la luz al final del túnel” y refleja que hay políticas en materia educativa que están surtiendo efecto y que, pese a las mejoras obtenidas, aún son insuficientes.