PJ y Fiscalía tienen que actuar frente a violencia

0
132

[Piura] Su repudio y condena a los hechos sucedidos en la provincia cajamarquina de Celendín expresó el presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés, quien pidió al Ministerio Público y al Poder Judicial «tomar acciones» para detener esos actos de violencia. 

El jefe del Gabinete Ministerial también expresó cuestionamientos hacia algunos dirigentes que empujan a la población a cometer actos de violencia.
«Los peruanos no podemos soportar que algunos malos dirigentes estén empujando a la población a llevar a cabo actos de violencia, para que al final tengamos muertos.»
Los actos de violencia deben dejarse de lado, porque el gobierno del presidente Ollanta Humala «todo el tiempo» está dialogando a través de reuniones en las que participan, además de representantes del Poder Ejecutivo, presidentes regionales, alcaldes provinciales y distritales, resaltó Valdés.
En cuanto a la labor que frente a elementos revoltosos tendría que adoptar el Ministerio Público y el Poder Judicial, pidió que estas instituciones «realmente tomen decisiones» al respecto.
«Hemos visto que tenemos denuncias desde el año pasado con las que realmente no ha pasado nada», indicó.
El titular del Gabinete refirió que se ha denunciado a muchas personas por bloquear carreteras y realizar actos violentos contra policías y otros ciudadanos, pero hasta el momento no se ven resultados, ya que nadie ha sido condenado.
«Eso es lo que reclamo, y creo que esto es un trabajo de todos los peruanos. El Poder Ejecutivo tiene la obligación de poner orden, pero también debe contar con el apoyo del Ministerio Público y del Poder Judicial.»
La Policía está en la obligación de hacer las denuncias correspondientes y ante ello los procuradores del Estado deben actuar, recalcó.

Apuesta  por el diálogo
Ministro Wilver Calle.
Quienes se oponen al proyecto minero Conga tienen que apostar por el diálogo y no por actos de violencia como los ocurridos en la provincia cajamarquina de Celendín, dijo el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino.
«Se está demostrando que hay elementos agitadores que sin tener argumentos fomentan la agresión. Creo que todo el pueblo peruano condena esto.»
A su criterio, «lo único que quieren con ello es el atraso de Cajamarca», dijo.
Merino también estuvo ayer en Piura, participando en reuniones con la población, representantes del sector privado y las autoridades locales para tratar los proyectos de desarrollo a favor de esta región.
El ministro aseguró que «se tomarán todas las medidas necesarias» para reponer el orden y el respeto por la ley en la mencionada localidad cajamarquina, tema que –dijo– está a cargo del ministro del Interior, Wilver Calle.
 
Un llamado a la calma
Un llamado a la calma en Cajamarca formuló la vicepresidenta Marisol Espinoza, quien pidió poner los temas referidos al desarrollo sobre una mesa de diálogo para que la violencia sea descartada.
Tras participar en una reunión multisectorial en Piura, señaló que los actos de violencia no son el camino para llegar al entendimiento. También instó a los funcionarios regionales a atender las demandas de la población, para que no se generen conflictos.
Sobre la posibilidad de que pueda entrevistarse con el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, Espinoza expresó su disposición a sostener un diálogo abierto a favor de encontrar soluciones.
Ella destacó el ejemplo de Piura, que con el Ejecutivo trazó una agenda para el desarrollo en agricultura y ganadería.