Perspectiva del sector minero: Moodys las rebaja de estable a negativa

0
35

La calificadora Moody’s Investors Service comunicó que cambió su perspectiva para el sector minero mundial de metales y minería de estable a negativa. Según especificó, el motivo está en que la desaceleración económica mundial continúa debilitando la demanda.

Así, señaló que la recesión afecta los precios; por tanto, sucede una menor rentabilidad para las mayores empresas calificadas por Moody’s en la industria durante los próximos 12 meses.

“[El EBITDA y los precios] se mantendrán más altos que en los años previos a la pandemia; pero por debajo de los niveles récord observados a principios de 2022”, afirmó la vicepresidenta sénior de Moody’s, Barbara Mattos.

Los expertos en investigación financiera de Moody’s proyectaron una disminución en las ganancias para los productores de metales básicos; en preciso, en las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA).  Ahí incluyen a los productores de cobre, níquel, aluminio y zinc.

Perspectiva del sector minero: cobre, aluminio, oro

Así, Moody’s espera que las mineras de cobre enfrenten caídas en el EBITDA debido a factores como: menores volúmenes de producción en ciertas regiones; mayores costos de insumos; y precios más bajos. Al mismo tiempo, los bajos niveles de inventario y los desafíos de suministro en las principales regiones productoras de cobre, como Chile y Perú, limitarán las caídas del precio del cobre, agregó.

Se espera que los productores de aluminio sean los más afectados, ya que los precios del aluminio han caído drásticamente desde los máximos históricos recientes, mientras que los costos de la energía y las materias primas clave siguen siendo altos, particularmente en Europa. Esta combinación reducirá los márgenes y las ganancias de las empresas, dice Moody’s.

Si bien el oro a menudo se considera una protección contra la inflación, la agencia señala que los precios tanto del metal amarillo como de la plata están cayendo debido a las tasas de interés más altas y al dólar estadounidense más fuerte. A diferencia de otros metales, el sentimiento del mercado, más que los fundamentos como la oferta y la demanda, influye en los precios de esta industria, lo que afectará negativamente el EBITDA de las mineras de metales preciosos.

El informe de hoy sigue a uno publicado por Moody’s a principios de septiembre. En aquella ocasión redujo sus supuestos de precios a 12 meses para ciertos metales y materias primas mineras.