Personas parapléjicas lograron caminar y andar en bicicleta tras recibir un implante en la médula espinal

0
60

Tres personas parapléjicas recuperaron su actividad motora independiente gracias a un implante que estimula directamente los nervios que controlan los movimientos del tronco y las piernas.

Los investigadores revelan que los pacientes podían ponerse de pie y caminar un día después de iniciar el tratamiento, e incluso podían realizar actividades recreativas como nadar y andar en bicicleta, describiendo este increíble avance en la revista Nature Medicine.

Durante los meses siguientes, los tres individuos, todos hombres de entre 29 y 41 años, participaron en un amplio entrenamiento de neurorrehabilitación utilizando la tecnología, lo que resultó en un control voluntario aún mayor sobre sus movimientos musculares.

«He pasado por un entrenamiento bastante intenso en los últimos meses y me he fijado una serie de objetivos», dijo el paciente Michel Roccati, que había estado paralizado durante varios años después de un accidente de motocicleta, en un comunicado visto por IFLScience. “Por ejemplo, ahora puedo subir y bajar escaleras, y espero poder caminar un kilómetro para esta primavera”.

¿De qué trata este implante?

Conocida como estimulación eléctrica epidural (EES), la técnica consiste en estimular los nervios espinales utilizando electrodos de paleta multielectrodo implantados. Investigaciones anteriores han demostrado que la estimulación continua de la columna dorsal puede restaurar el movimiento en personas con lesiones de la médula espinal, pero los logros se han visto obstaculizados por el hecho de que los conjuntos de electrodos utilizados no eran lo suficientemente elegantes como para apuntar a nervios específicos.

Los autores del estudio desarrollaron un implante más sofisticado que se enfoca en las raíces dorsales involucradas en los movimientos del tronco y las piernas, además de un marco computacional para guiar el posicionamiento quirúrgico de las paletas de electrodos para garantizar que se correspondan con los nervios correctos.

Al mismo tiempo, crearon un software que permite a los pacientes seleccionar programas de estimulación específicos de la actividad que activan los nervios necesarios para un tipo particular de movimiento.

“Nuestros nuevos cables blandos implantados están diseñados para colocarse debajo de las vértebras, directamente sobre la médula espinal. Pueden modular las neuronas que regulan grupos musculares específicos”, explicó el autor del estudio, Grégoire Courtine. “Al controlar estos implantes, podemos activar la médula espinal como lo haría el cerebro de forma natural para que el paciente se pare, camine, nade o ande en bicicleta, por ejemplo”.

“¡Los tres pacientes pudieron ponerse de pie, caminar, pedalear, nadar y controlar los movimientos de su torso en solo un día, después de que se activaron sus implantes!” continúa.

“Eso es gracias a los programas de estimulación específicos que escribimos para cada tipo de actividad. Los pacientes pueden seleccionar la actividad deseada en la tableta y los protocolos correspondientes se transmiten al marcapasos en el abdomen”.

Después de entrenar con la tecnología durante cinco meses, las tres personas recuperaron la capacidad total de carga de peso en las piernas, lo que resultó en la capacidad de permanecer de pie durante períodos prolongados. A medida que su control motor mejoró con el tiempo, comenzaron a participar en actividades físicas de ocio más avanzadas fuera del laboratorio, como el boxeo.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.