Paita: Joven pierde a su madre y hermanos por el Covid 19 y difunde mensaje de reflexión

0
84

La joven paiteña Susana Gutiérrez, con el inmenso dolor de haber perdido a tres seres queridos en menos de un mes, usó sus redes sociales para exhortar a la población a seguir cuidándose y evitar la propagación del mortal virus.

«Mi mamita María fue la primera en tomar sus alas y subir al cielo, porque un ángel ya era. Después, mi hermano Tony, el más guapo, el engreído de mi papá, se convirtió en el ángel de sus dos pequeñas: María José y Natalia Tatiana.

Hoy 6 de abril, después de casi 25 días de la muerte de mi mamá y 6 días de la muerte de Tony; mi otro hermano Dany nos deja a causa de un paro fulminante. El coronavirus, destrozó sus pulmones, lo dejó sin fuerzas para seguir luchando.

En estos momentos me pregunto ¿Por qué el señor no me llevó a mí? Yo no tengo hijos; mi familia son mis hermanos y mis papás, en cambio ellos sí. Sus hijos los esperaban y ahora ya no los verán más. Su recuerdo será el último abrazo y beso que se dieron. ¡Cuánto duele!.

Dany y yo solíamos ser los más «pegados» a mi mamá. Trabajamos para ella, vivíamos para ella. No había día que no agradecíamos por tenerla a nuestro lado. Ahora, ellos se fueron juntos, volaron alto y me dejaron afrontar esta dura prueba.

Dany, el dolor de no verte más llegar en tu moto a la casa y sentir tu abrazo, no sé si lo pueda superar. Mucho menos el de ya no tener a mi lado a nuestra gordita, quien se sentía muy feliz que después de varios años volvía a tener bajo su regazo a Tony. ¡Aún no lo acepto!

A todos los que leen este post, solo les puedo decir que se CUIDEN, PROTEJAN a su FAMILIA, a sus hijos, hermanos. Las lágrimas ni las condolencias, no nos lo van a devolver.

El coronavirus nos ganó la batalla, fue el más mortal y se llevó a tres integrantes de mi familia: mamá y dos hermanos, uno de 34 y el otro de 41, sí así como lo lees, realmente jóvenes, con toda una vida por delante.

Solo les pido que COMPARTAN este post, para que aquel que sigue yendo a fiestas, no usa doble mascarilla, sigue compartiendo el vasito de cerveza, lo lea y se enfrente a la realidad que muchos peruanos, estamos viviendo. EL COVID NOS ESTÁ MATANDO.

Hasta muy pronto mis ángeles; ojalá Dios me honre de volver a reunirnos; mientras tanto cuídennos desde allá arriba. ¡LOS AMO!***Gracias a todos los que sin conocerme oraron por mis hermanos y me ayudaron a que, al menos Dany sea bien atendido hasta el final. ¡DIOS LOS BENDIGA!» se lee en el post difundido en redes.