OPINIÓN | La Semana de la Moda de Nueva York: faldas poderosas y más

0
29

Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades durante varias décadas. Es especialista en moda, viajes, gastronomía, arte, arquitectura y entretenimiento, productora de cine y columnista de estilo de CNN en Español. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivamente suyas. Lee más artículos de opinión en cnne.com/opinion.

(CNN Español) — Una tendencia muy clara que hemos visto en las nuevas colecciones otoño-invierno 22-23 de la Semana de la Moda de Nueva York es la gran importancia de las grandes faldas.

Y en muchas colecciones (Carolina Herrera, Christian Siriano, Brandon Maxwell, Jason Wu, Proenza Schouler, Khaite, etc.) hemos visto infinidad de sayas o faldas “poderosas”, de telas divinas, grandes, amplias, de enorme volumen, y con los colores y diseños perfectos para grandes bailes y galas, ¡los que todavía no han regresado a nuestro estilo de vida, pero que todos anhelamos que así sea!

Es una tendencia muy curiosa y que implica el deseo que volver a seguir la moda. Algo psicológicamente importante y positivo. El deseo a vestirnos de gala, a salir a pasarla bien y lucir lo más guapas posibles, a cualquier edad. Dos años un poco desconectadas de la moda poco a poco van desapareciendo, y la industria de la misma –que emplea millones de personas en todo el mundo– se beneficiará de esta nueva idea. ¡Y le da la bienvenida!

Según datos de McKinsey, la industria de la moda –y miles de negocios relacionados con ella– emplea 75 millones de personas en todo el mundo, con ventas internacionales de US$ 2,4 billones. Y la pandemia de covid-19, sin duda, afectó enormemente el negocio. Por ejemplo, en Estados Unidos, según Statista, en el 2020, solamente fueron empleadas 90.500 personas en el sector de fabricación de ropa, comparado con los 113.000 que tenían un trabajo en ese segmento en 2018.

De manera que, cuando vemos nuevas tendencias y diseños imaginativos y bellos en las pasarelas, decimos “Bravo” por dos poderosas razones: por imágenes más lindas y prendas cool y novedosas en nuestro estilo de vida. Y por lo que eso puede ayudar a nuestra economía internacional.