OPINIÓN | Julio Schiappa: La república según Basadre

0
41

En estos días se mueven agitadas controversias sobre si el actual presidente y el Congreso terminan o no sus mandatos en el 2026. Eso sucede cuando tú permites que los abogados dominen las instituciones y reduces el problema de una república y 10 mil años de historia, a un papel llamado Constitución y a un flujo de caja ilegal de los fondos del Estado. Y claro, si nos atenemos a la historia reciente, tanto economistas, militares e ingenieros hacen también lo suyo en la carrera negativa para hacer retroceder a un país.

Basadre, con precisión de cirujano señaló que la controversia sobre el destino del Perú se da entre tres grupos de gente en el poder: los podridos (extraen dinero y bienes o concesiones del Estado), los congelados (conservadores y oligarcas que se niegan a cambiar el orden social), los incendiarios (que en nombre de la revolución social incendian la pradera y luego no saben cómo apagarla). Hoy estas tres posiciones están en pleno apogeo en el Perú del centenario.

Sin que haya fuerzas moderadoras que contengan el desgobierno y la polarización en marcha. Esa ausencia de fuerzas internas que calmen la tormenta puede llevarnos a un proceso golpista similar al de Bolivia hace dos años. Y hacer necesaria una intervención internacional para tender puentes y evitar la caída de la democracia.

Quizás te interese leer:| Luzuriaga: “TC establece que monto a devolver a fonavistas es la deuda total y no parcial”

Basadre, en su obra, condena que la falta del sentido de patria, con la violencia verbal y el odio, desde siempre han frustrado un proyecto unitario de nación. Explica su visión de patria como una comunidad histórica, habla del sultanato, un concepto que implica la creación de una autoridad y de un poder para capturar el Estado y las instituciones, con fines que no son el interés público o el patriotismo. Menciona que a pesar de todos sus errores el país ha registrado avances en llevar una modernización en las comunicaciones, la educación, la economía, pero manteniendo un Estado que no sirve a la gente: un Estado cruel e indiferente a las necesidades de las mayorías.

Señala que, con todos sus tropiezos, el país tiene problemas, pero también posibilidades. Como lo ha señalado en toda su obra, la falta de acuerdo entre partidos y líderes del país ha impedido el surgimiento de una verdadera república moderna, con drásticos impactos institucionales y sociales, como lo demuestra el saqueo del guano, la hecatombe de la Guerra con Chile y cortos períodos de progreso y modernidad.

Basadre es el más republicano de los pensadores peruanos, y visualiza que la falta de unidad del país limita sus enormes posibilidades.

Es hora de que un acuerdo entre el Poder Ejecutivo y el Congreso termine por cortar la ruta de destrucción de la democracia que siguen los que el otro día se reunieron en un hotel de lujo para cortarle la cabeza al presidente

Síguenos en redes sociales