Observan por primera vez entrelazamiento cuántico a escala masiva

0
33

La ciencia conoce los principios básicos de la teleportación desde hace décadas. Lamentablemente, aún no hemos descubierto como viajar de un punto a otro del espacio al estilo Star Trek. Tan solo somos capaces de teleportar estados cuánticos de partículas. Un equipo de científicos acaba de cambiar eso.

La teleportación cuántica se basa en un extraño principio llamado entrelazamiento. El primero en intuir este fenómeno fue el propio Einstein en 1935. Al padre de la física moderna aquel fenómeno por el que dos partículas podían afectarse mutuamente a través del espacio y el tiempo le pareció tan extraño e improbable que se refirió a él como una acción fantasmal a distancia.

Por extraña que parezca, la acción fantasmal a distancia es muy real. En 2015, un equipo de físicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) en Estados Unidos demostró la existencia de ese entrelazamiento. Desde entonces, los descubrimientos no han cesado. Gracias a ese fenómeno de la física cuántica hemos logrado medir estados entre múltiples partículas, transmitir instantáneamente estados de una partícula a otra a cientos de kilómetros y hasta transferir información desde partículas en un satélite en órbita hasta sus homónimas en una estación en Tierra.

Todos estos descubrimientos son increíblemente valiosos desde el punto de vista de las telecomunicaciones y la microelectrónica, pero la teleportación basada en el entrelazamiento cuántico ha sido un fenómeno limitado exclusivamente a partículas subatómicas (generalmente fotones, iones y electrones). Nunca hasta ahora se había observado ese mismo fenómeno aplicado a objetos más grandes. Un equipo de físicos del Centro Nacional de Investigación de Micro y Nanotecnologías OtaNano, en Suecia, acaban de lograr precisamente eso.