Nueva normalidad: vacunación es factor clave para el retorno laboral

0
126

La pandemia trajo serias consecuencias económicas y sanitarias de las que poco a poco vamos saliendo. De repente, el trajinar del mundo se vio afectado abruptamente ante la presencia de un nuevo virus, que literalmente paralizó a todas las actividades productivas tal como las conocíamos y obligó a las empresas a que asuman importantes medidas para no perder competitividad.

Hoy tenemos ante nosotros un nuevo panorama. La vacunación está alcanzando a escala mundial grandes resultados, y en muchos países las restricciones sanitarias son cada vez menos. Una de ellas es el trabajo remoto, el cual cumplió una función fundamental en la economía y la salud de las empresas y sus trabajadores. 

No obstante, ante el avance de la vacunación, las empresas ya evalúan el retorno de sus colaboradores, aunque pondrían como condición general que estos hayan recibido las dosis correspondientes, señala informe publicado hoy en el Diario El Peruano

De acuerdo con el último Estudio de vacunas covid-19 y el sector privado, realizado por Marsh Perú, el 49% de empresas locales evalúa la obligatoriedad de la vacuna para el retorno o continuidad de labores presenciales de sus trabajadores. Del 17% que sí considera hacerlo, la mayoría (57%) contempla solicitarlo a todos los puestos por igual, mientras que el 43% solo considerará a los más expuestos.  

Empresas con cautela  

Por su parte, según el informe, las empresas privadas se muestran cautelosas frente a las restricciones laborales de personas no vacunadas. Así, el 41% manifestó que las políticas se determinarán de acuerdo con la orientación del Gobierno, cuando esté disponible.  

En ese contexto, por el momento, el 76% de las empresas efectúan un seguimiento a los empleados que reciben las vacunas actualmente, mientras que un 17% está pensando en habilitar uno. 

“Es importante precisar que ocho de cada 10 empresas estarían dispuestas a adquirir las vacunas para sus colaboradores previo al retorno a labores presenciales”, manifestó la subgerente de salud ocupacional de Marsh Perú, Vanessa Choroco. 

  

Coordinación con el Gobierno

Sobre estas mismas empresas, el 60% de ellas está dispuestos a coordinar o colaborar con el Gobierno central o regional para adquirir las vacunas, sea para agilizar procesos (31%), brindar apoyo logístico (25%) e inclusive donar un porcentaje de vacunas conseguidas (13%).  

De igual manera, el 44% evalúa contratar un seguro de responsabilidad patronal o similar frente a una consecuencia indeseada por la vacunación. Solo el 7% lo considera necesario, teniendo en cuenta que la empresa sería el ejecutor del proceso de vacunación. 

“Una de las estrategias más importantes para acabar con la pandemia es la vacunación de toda la población. 

Muchas de las organizaciones han levantado información sobre la aceptación de la vacunación en sus trabajadores y la amplia mayoría manifiesta que más del 70% de los empleados desean vacunarse.  “Es fundamental mantener esos niveles de aceptación frente a cualquiera de las vacunas autorizadas en el país”. 

La ejecutiva sostuvo que ello, además, permitirá tener a la mayor fuerza laboral posible lista para el retorno a labores presenciales, contribuyendo a la necesaria reactivación económica. Así, el estudio establece que el 46% de las empresas implementarán el retorno total o parcial de los vacunados a labores presenciales en un plazo de 15 a 28 días después de recibir la última dosis. 

“Ante una eventual tercera ola, las empresas deben continuar desempeñando un papel importante en la seguridad y salud de sus trabajadores. El reto de ahora es aprovechar las oportunidades que deja la pandemia para plantear formas de trabajo que se adecúen a las necesidades de hoy en día de los colaboradores”, aseveró. 

  

En América Latina

De acuerdo con Marsh, en el ámbito latinoamericano, el 76% de las empresas tienen un plan para garantizar la salud y seguridad de sus trabajadores en el retorno laboral. Asimismo, el 89% de ellas tiene identificados a los trabajadores considerados vulnerables; mientras que el 45% tiene identificados a los trabajadores que viven con personas consideradas vulnerables. 

“En general, hay mucha cautela en las organizaciones para el retorno, planificando una forma escalonada con énfasis en el cuidado de la salud en el marco de la continuidad del negocio”, refiere el reporte de la entidad consultora. 

Otro dato valioso en este estudio es que el 84% de las empresas ha elaborado protocolos para proteger a sus trabajadores durante el regreso al trabajo. Por esto, el fortalecimiento de la comunicación y los programas de capacitación para proteger a los colaboradores deben ser pilares importantes del plan de retorno.  

“Una rápida respuesta ante posibles casos, de la mano con las instituciones responsables, son fundamentales para la seguridad sanitaria durante el retorno”, acotó. 

Datos 

– El 59% de las empresas en América Latina tienen un programa de capacitación para proteger la seguridad y salud de sus trabajadores en el retorno. 

– El 33% de las compañías consultadas elaboró un plan de protección de la salud mental de sus trabajadores. 

– El 95% de las empresas ejecutaron el trabajo remoto. 

– Hay cautela en las empresas frente a las restricciones laborales de personas no vacunadas. 

Más en Andina:

(FIN) DOP/SDD