No eres solo tú, todos somos más olvidadizos durante la pandemia, dicen los expertos. Aquí cómo solucionarlo

0
47
Huaral Pe

(CNN) — ¿Las fechas, los detalles y las tareas diarias parecen un poco confusas en los últimos años? No eres solo tú, dicen los expertos.

No es pereza o pérdida de agudeza: estar en una pandemia mundial durante los últimos dos años en realidad está dificultando que nuestros cerebros creen y recuperen recuerdos, dijo Amir-Homayoun Javadi, profesor titular de psicología cognitiva y neurociencia cognitiva en la Universidad de Kent en el Reino Unido.

«Tendemos a habituarnos y acostumbrarnos a las situaciones», dijo Javadi, quien también es director ejecutivo de Active-Class, un sistema de gestión del aprendizaje. «La situación de los últimos dos años nos ha empujado a no hacer mucho y no planificar».

memoria pandemia

Los factores biológicos y sociales de la pandemia pueden afectar la memoria, dijo Rudy Tanzi de la Escuela de Medicina de Harvard.

Y acostumbrarse demasiado a la vida en este momento puede significar daño cognitivo, alteración de la memoria y problemas para mantener la atención, agregó.

Contrariamente a lo que algunas personas puedan imaginar, capturar un recuerdo no es como tomar una foto de un momento. A menudo puede verse afectado por el contexto de la situación, dijo Michael Yassa, profesor de neurobiología, al corresponsal médico jefe de CNN, el Dr. Sanjay Gupta, en el podcast Chasing Life.

publicidad

Vivir una pandemia puede hacer que sea mucho más difícil formar un recuerdo, y mucho menos recuperarlo cuando lo necesitamos, dijo Yassa, director del Centro de Neurobiología del Aprendizaje y la Memoria de la Universidad de California en Irvine.

«A veces somos un poco más duros con nosotros mismos. Pensamos, ‘Oh, ¿cómo olvidé esto? Esto es algo que debería ser muy natural para mí de poder almacenar'», dijo. «Pero resulta que sucedió algo durante la codificación que hizo que en realidad fuera imposible para ti tener este recuerdo para empezar.

«Entonces, si estamos privados de sueño, si estamos estresados, si tenemos millones de cosas en nuestras mentes, es mucho más probable que estemos desatentos de esa manera y luego lo atribuyamos a algún tipo de olvido».

Para aquellos que han contraído covid-19 e incluso aquellos que no, muchos de los aspectos de vivir durante una pandemia puede inhibir la memoria, pero también se pueden resolver con cambios que puedes hacer en casa, dijo Rudy Tanzi, profesor de neurología Joseph P. y Rose F. Kennedy en la Escuela de Medicina de Harvard y director de Genética y Unidad de Investigación sobre el Envejecimiento en el Hospital General de Massachusetts

Un virus podría estar ralentizando tu memoria

Incluso sin la confusión mental que surge al contraer el virus, la uniformidad de los días, la falta de interacción social y la disminución del ejercicio pueden hacer que sea mucho más difícil crear recuerdos, dijo Javadi.

Mientras estés encerrado o no participes en tus actividades previas a la pandemia, cada día puede parecer similar. Esta igualdad quita las anclas que nos ayudan a organizar nuestros recuerdos.

Toma por ejemplo ir al cine, sugirió Javadi. Si haces planes para ir a ver una película que te emociona el sábado, tienes un evento inusual con el que puedes dividir los días. Tal vez recuerdes que la reunión estresante sucedió antes del cine o que la conversación divertida que tuviste con tu hermano sucedió después.

Pero cuando es más difícil salir de casa y muchas personas ni siquiera van a una oficina para diferenciar los días de semana de los fines de semana, el cerebro tiene menos eventos de anclaje para orientar los recuerdos, dijo Javadi.

Después de la película del sábado, digamos que te reuniste con un amigo para almorzar el domingo. Ese evento social del domingo te daría la oportunidad de discutir tus pensamientos y reacciones a la película, así como cualquier contexto de tu semana previa. Esa repetición de la información es importante para ayudar a tu cerebro a solidificar esos eventos, dijo Javadi.

Desafortunadamente, la pandemia ha limitado nuestra capacidad de reunirnos de manera segura con nuestros seres queridos muchas veces en los últimos años, lo que hace que la práctica de compartir y repetir sea mucho menos frecuente, agregó.

Cómo trabajar tus recuerdos durante la pandemia

Ya sea que la causa sea el virus, la monotonía o el estrés, las interrupciones en tu memoria se pueden tratar con algunos cambios simples en el estilo de vida, dijo Tanzi.

Él utiliza el acrónimo SHIELD (escudo) cuando explica cómo mantener el cerebro sano: dormir, manejar el estrés, interactuar socialmente, hacer ejercicio, aprender cosas nuevas y hacer dieta.

Dormir lo suficiente es importante para proteger la salud del cerebro, dijo Tanzi.

Dormir adecuadamente, hacer ejercicio durante al menos 20 minutos al día, mantener una dieta saludable y controlar el estrés con técnicas de relajación o meditación son importantes para mantener el flujo sanguíneo y minimizar la inflamación en el cerebro, dijo Tanzi.

«Incluso si no tuviera covid o niebla mental, cuanto más practique SHIELD, más bajará su inflamación de base, de modo que si contrae covid, al menos su línea de base inicial fue más baja», dijo.

Y si experimentas confusión mental, puede ser útil eliminar el alcohol y las drogas recreativas por el momento para reducir la inflamación que podría estar empeorando, agregó Tanzi.

Puede ser tentador adormecer el estrés o la uniformidad del día, pero es importante tratar de mantener las interacciones sociales y aprender cosas nuevas, ya sea leer un libro nuevo, adquirir una nueva habilidad o simplemente caminar alrededor del vecindario y darte cuenta de algo que nunca antes habías visto, dijo Tanzi.

Si bien eso cumple la función crítica de mantener el cerebro ocupado, también puede crear esos anclajes que necesita la memoria, dijo Javadi, quien también recomendó programar cosas para esperar y trazar límites entre el trabajo y el tiempo libre para quienes trabajan desde casa.

Para aquellos que luchan con la niebla mental de una infección por covid-19, es normal que el síntoma persista durante varios meses después de la infección, dijo Tanzi. Sin embargo, si tu memoria borrosa persiste después de un año, puede ser hora de hablar con un neurólogo para ver si hay algo más, agregó.

Las preguntas sobre cómo el virus ha afectado el cerebro pueden continuar siendo investigadas durante las próximas décadas, dijo Tanzi.

Huaral Pe