Neuralink, de Elon Musk, niega maltrato a monos en experimentos tras demanda

0
23

La compañía de Elon Musk, Neuralink, ha negado que sus investigadores universitarios abusaron de los monos en experimentos para conseguir probar los chips cerebrales que están desarrollando.

En un comunicado, Neuralink respondió a una queja federal del Comité de Médicos para la Medicina Responsable (PCRM, por sus siglas en inglés) sin fines de lucro, que alegaba que la startup y sus socios en la Universidad de California en Davis (UC Davis), realizaron pruebas inhumanas en animales.

La demanda señala que a los monos en UC Davis “les mutilaron el cerebro en experimentos de mala calidad y los dejaron sufrir y morir”. Neuralink, por el contrario, dice que el laboratorio «cumplió y continúa cumpliendo con los estándares exigidos por el gobierno federal», aunque desde entonces ha trasladado a los animales a una instalación interna.

Reconocen la muerte de los monos

Los documentos describen una asociación que proporcionó a la universidad alrededor de 1.4 millones de dólares y funcionó entre 2017 y 2020. Los investigadores probaron un implante «aproximadamente del tamaño de una moneda de veinticinco centavos» que estaba anclado al cráneo de sujetos de prueba de monos macacos.

La organización sin fines de lucro, que se opone al uso de animales en experimentos médicos, dice que el equipo «no proporcionó a los monos moribundos la atención veterinaria adecuada, usó una sustancia no aprobada conocida como ‘BioGlue’ que mató a los monos al destruir partes de sus cerebros y no logró proveer para el bienestar psicológico de los monos asignados al experimento”.

Un tuit de Neuralink llama a esa descripción «engañosa» y carente de contexto. Dice que varios animales con una «amplia gama de condiciones preexistentes no relacionadas con nuestra investigación» fueron sacrificados para que los investigadores pudieran practicar la cirugía de implante en cadáveres, y seis más fueron sacrificados debido a infecciones relacionadas con el implante o una complicación relacionada con BioGlue.

“Todo el trabajo con animales realizado en UC Davis fue aprobado por su Comité Institucional de Cuidado y Uso de Animales (IACUC) según lo dispuesto por la ley federal, y todo el apoyo médico y posquirúrgico, incluidas las decisiones finales, fue supervisado por su personal veterinario dedicado y capacitado”, señala la empresa.

Neuralink se autodenominó “absolutamente comprometida con trabajar con animales de la manera más humana y ética posible”. La compañía también dijo que trasladó sus animales de prueba a sus propias instalaciones en 2020 para mejorar su nivel de vida más allá del mínimo exigido por el gobierno federal.

La publicación del blog también sugiere que, con suficientes opciones en un entorno cerrado, los animales podrían tener «la misma libertad de elección que tendrían en su mundo natural» y “elegir participar en ensayos de la misma manera que lo haría un voluntario humano”.

El objetivo principal de la demanda cursada es que la UC Davis entregue fotos y videos. “Hay monos convulsionando, vomitando y muriendo en estos laboratorios”, declaró Jeremy Beckham, portavoz de la organización sin fines de lucro. “La gente quiere hacer cola para los primeros ensayos en humanos, y deberían ver esto antes de comprometerse con eso”.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.