Nestor Roque: «Marcial Palomino en dos años como consejero no ha presentado una sola iniciativa de ordenanzas para el desarrollo de la región»

0
316
Por: Nestor Roque Solis
Para nadie es un secreto que el Consejo Regional (CORE) esta plagada de corrupción y silencio cómplice que actúan como cucarachas de la política cobrando cupos para no investigar procesos de contratos de obras y adquisiciones millonarias como el caso Cancaya, Laptop, Maquinarias y salida fácil de millones de soles del Gobierno Regional de Lima con recibos simples por liquidar.
La mayoría de los consejeros son personajes  inescrupulosos, delincuentes y sedientos de poder y de dinero, aunque en realidad estas “cualidades” no son exclusivas de los consejeros regionales, sino también de todos los dirigentes y funcionarios de confianza del Gobierno Regional (GORE) que sirven a  Javier Alvarado en la región Lima.
Al ver el tremendo historial judicial y político  de Javier  Alvarado y su aliado Marcial Palomino solo queda preguntarse ¿cómo puede ser posible que estos tránsfugas, felipillos y malinches de la política todavía estén sentados como autoridades en el GORE y el CORE del Gobierno Regional de Lima?
Alguna vez se ha preguntado usted ¿por qué las leyes de este país parece que protegen al delincuente y al criminal y no a la víctima o al ciudadano honesto? pues debe darle una ojeada al historial político-judicial de este emblemático caso de delincuencia y saqueo de los recursos del Estado por años de Javier Alvarado que por ahora cuenta con el apoyo de los podridos consejeros de la región Lima.
Sigan votando por los mismo y seguiremos viendo gobernantes como Javier Alvarado y Marcial Palomino que harán todo lo posible por llenarse los bolsillos de dinero y pisotear las leyes. Lo que se necesita es una verdadera purga en los partidos políticos, no más de escogencias porque tal persona puso tanto dinero en la campaña y como recompensa se le entrega una presidencia o una consejería. Se debe de prohibir por ley que los candidatos a cualquier cargo de escogencia pública que tengan pendientes con la ley o que haya sido condenado por algún delito nunca más sea candidato en un proceso electoral en el país.
El consejero Marcial Palomino ha devenido en los últimos tiempos en una caricatura de sí mismo. Marcial Palomino es una simple correa de transmisión del Presidente de Gobierno Regional de Lima. Es decir, el consejero ha renunciado a su misma razón de ser y convertirse solo en  padrino de la mafia que busca ahijados para promocionarse como político para lograr mayor poder.
En ese sentido, Marcial Palomino es un poco de todo: padrino, propagandista, pinocho, peliculero, tránsfuga, demagogo e  ignorante en temas de competitividad que busca solo clientelismo regalándose como padrino en cada actividad folclórica, social o deportiva. Su estrategia es aparecer en toda convocatoria para ofrecer el oro y el moro que no tiene facultad como consejero regional, porque los consejeros no tienen capacidad de gasto, ellos solo tienen facultad de fiscalización y normativo.
Marcial Palomino en dos años como consejero no ha presentado una sola iniciativa de ordenanzas para el desarrollo de la región, menos a cumplido siquiera con sacar un informe de fiscalización frente a la corrupción en el Gobierno Regional de Lima. Nunca he visto un consejero traicionar con facilidad a su Movimiento Político y a los lectores que confiaron en él. Es triste ver con qué facilidad se rinden ante el poder de turno, que cada día se llena el bolsillo con los recursos públicos con el silencio cómplice del consejero Marcial Palomino y Cia.
Cuando todos pensábamos que con nuevas autoridades se debería abrir una luz de esperanza para que esta situación empiece a cambiar. Sin embargo, el comportamiento de la mentira y el populismo barato para ofrecer cosas y no cumplir de nuestros consejeros por la región Lima, no permiten a la ciudadanía depositar demasiadas expectativas sobre las leyes de ordenanza que vayan a proponer a favor de las provincias y distritos de la región
Tampoco es presumible que la fiscalización se incremente por parte de nuestros consejeros vendidos mal ejemplo para sus hijos y las nuevas generaciones. En las condiciones en que se desenvuelve actualmente los  consejeros de la región lima es como para no creer  en la política, poco importa que pueden decir, cuando sus palabras están devaluadas porque mienten, engañan y juegan con la doble moral con facilidad.
Consejeros como Marcial Palomino no representan ni pretenden representar a nadie excepto a sí mismos, o en algún caso a intereses particulares de hacer negocio con la política. La vieja crisis de representatividad alcanza a las autoridades de la región Lima: la mayoría de ellos sin autoridad política ni moral, como Marcial Palomino que solo sirve para ser padrino y regalar una mercancía devaluada en alguna actividad deportiva o social, solo para eso sirve nuestro representante por la provincia de Huaura en el consejo regional.
De mi parte no solo soy un crítico a nuestros consejeros de la región Lima, sino que he presentado en su oportunidad una serie de iniciativas regionales para ejercer una fuerte dosis de fiscalización y competitividad legislativa.
Aquí en la región por ahora todo es escándalo de corrupción con un Presidente Regional con un pie en la cárcel por malversación millonaria, mientras tanto Marcial Palomino ofreciéndose de padrino en cada evento comunal, para hacer su nota de prensa y no cumplir con su función fiscalizadora y normativa en el Consejo Regional de Lima.
Con este tipo de autoridades tipo Marcial Palomino vamos rifando una vez más el destino del desarrollo de nuestras comunidades campesinas y distritos de la provincia de Huaura, por su falta de transparencia y capacidad para cumplir con eficiencia y resultados el cargo de consejero en la región Lima.