Multarán a colegios que infrinjan ley sobre textos escolares

0
339
Los colegios particulares que no respeten la ley que da derecho a los padres de familia a participar en la elección de los textos escolares para sus hijos serán sancionadas con multas que van hasta S/.1’665,00 (450 Unidades Impositivas Tributarias), advirtió la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec).
Los colegios particulares que no respeten la ley que da derecho a los padres de familia a participar en la elección de los textos escolares para sus hijos serán sancionadas con multas que van hasta S/.1’665,00 (450 Unidades Impositivas Tributarias), advirtió la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec).
Los colegios particulares que no respeten la ley que da derecho a los padres de familia a participar en la elección de los textos escolares para sus hijos serán sancionadas con multas que van hasta S/.1’665,00 (450 Unidades Impositivas Tributarias), advirtió la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec).

El titular de la asociación, Crisólogo Cáceres, sostuvo que la citada norma legal, en referencia a la Ley 29694, fue expedida para proteger a los padres de familia de las prácticas en la selección o adquisición de textos escolares.

“En consecuencia, son los padres de familia los primeros que deben exigir que ese derecho sea respetado por las autoridades y por los colegios particulares. Eso debe exigirse ahora y no esperar el inicio del año escolar”, dijo.

Asimismo, agregó que leyes como la del Profesorado y el Código del Consumidor sirven de sustento a las denuncias que los consumidores presentan ante el Indecopi por las prácticas abusivas de algunos colegios privados.

Según la norma, los docentes, en coordinación con el director, deberán presentar a los padres por lo menos tres propuestas de textos de cada área curricular que cumplan con los criterios de calidad establecidos en la ley.

La iniciativa legal surgió a raíz de que se descubrió que diversas editoriales ofrecían prebendas a los directores de algunos colegios, a cambio que se direccionaran a los padres de familia a comprar sus textos.