Monseñor Cabrejos y el padre Garatea facilitarán el diálogo en Cajamarca

0
211
El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, los convocó a una reunión el lunes a las 10 de la mañana, en la que expondrá sus cuestionamientos al proyecto minero Conga.

María Elena Castillo (*)

Monseñor Miguel Cabrejos no fue la única carta del Ejecutivo para propiciar una negociación con las autoridades de Cajarmarca. Mientras el ministro de Justicia, Juan Jiménez, se comunicó el jueves con el ex presidente de la Conferencia Episcopal, la primeradama, Nadine Heredia, hacía lo mismo con el padre Gastón Garatea. 

Ambos sacerdotes mostraron su plena disposición para ayudar a solucionar el conflicto desatado por la oposición de un sector de la población al proyecto minero Conga, sin embargo, la balanza del Ejecutivo se inclinó hacia el arzobispo de Trujillo. Por eso el viernes, el titular de Justicia le envió una carta pidiéndole apoyo, en su calidad de pastor de la Iglesia.

Cerca del mediodía de ayer el presidente Ollanta Humala anunció que, como parte de la vocación de diálogo del gobierno, se propuso a monseñor Cabrejos como mediador.

«Estamos proponiendo a monseñor Cabrejos que pueda participar en este espacio de diálogo en Cajamarca, a fin de poner los paños fríos y se exponga en una mesa de manera transparente y participativa los argumentos que pudieran subsistir», declaró a canal N.

un facilitador

Poco después, en conferencia de prensa desde Trujillo, monseñor Cabrejos informó que tras comunicar a la Conferencia Episcopal, aceptó el pedido formal del Ejecutivo

«La Iglesia no emplea la palabra mediador sino facilitador; es decir, el que facilita el diálogo, la solución de los conflictos. Eso le he dicho al gobierno. Voy a tratar, en esta situación tan compleja, de facilitar el encuentro de todas las partes», precisó.

Invocó a todos los involucrados en el conflicto a la tranquilidad y a participar con buena voluntad en las conversaciones para devolver la paz a Cajamarca. 

“Mi llamado es para todos los involucrados, a que se serenen, para que cese la violencia que no ayuda a nada”, enfatizó.

se suma garatea

Por la tarde, el presidente de gobierno regional de Cajamarca, Gregorio Santos, refirió que en asamblea –en la que participaron alcaldes y consejeros regionales– se acordó invitar a una reunión a monseñor Cabrejos y al padre Gastón Garatea, propuesto días antes por la Defensoría del Pueblo.

«La asamblea ha aceptado que vengan los dos sacerdotes. Con el padre Garatea se tuvo una comunicación para que venga el lunes a las 10 am», dijo.

Aclaró que la cita no es una mesa de diálogo y que ambos son dos interlocutores que llevarán la propuesta de Cajamarca sobre el proyecto Conga.

Asimismo, pidió el inmediato levantamiento del Estado de emergencia y la liberación de todos los detenidos e informó que se realizará un referéndum para que la población se pronuncie sobre la mina.

Por la noche, al finalizar el Consejo de ministros, el titular de Justicia, Juan Jiménez, señaló que el gobierno aprecia todo esfuerzo que pueda conducir a la paz, aceptando tácitamente la participación de Garatea.

Anunció que mientras no haya garantías para la población no se levantará el estado de emergencia, pidiendo que no se condicione el diálogo.

«Vamos con buena voluntad, porque este proceso es el inicio de las conversaciones. Que Dios nos ilumine para decir las palabras oportunas», comentó Garatea, optimista, confirmando que ambos participarán el lunes en la reunión convocada por Santos.

 

(*) Con información de Edgar Jara, Cajamarca, y de Lucyana Zavaleta, Trujillo.

Un primer paso para el diálogo

El defensor del Pueblo, Eduardo Vega, saludó la disposición de las autoridades de Cajamarca y del gobierno de aceptar la mediación de monseñor Miguel Cabrejos y el padre Gastón Garatea para solucionar el conflcto desatado por el rechazo al proyecto minero Conga. 

«El diálogo es la única forma de solucionar el conflicto, que en este momento está entrampado. La designación de ambos sacerdotes es muy positiva y un primer paso para encontrar una solución definitiva al problema», recalcó.

Exhortó a las autoridades y dirigentes de Cajamarca, así como del Gobierno central a mostrar su buena disposición al diálogo, en el que se tendrá que exponer los puntos de diferencia y de coincidencia para hallar una solución que devuelva la paz a la región.

Claves

El ex presidente Alejandro Toledo resaltó que ambos sacerdotes ayuden en la instalación de una mesa de diálogo para resolver el conflicto en Cajamarca. 

Opinó que se debe levantar el estado de emergencia para facilitar el acercamiento, como una medida de buena voluntad de parte del gobierno, así como detener la construcción de reservorios por parte de Yanacocha.