Monique Pardo fue hospitalizada de emergencia por una amenaza de infarto

0
80

La cantante y ex vedette Monique Pardo fue ingresada de emergencia a una clínica local por una amenaza de infarto.

Monique Pardo fue hospitalizada de emergencia durante la mañana de hoy 22 de julio, luego de sufrir una amenaza de infarto. La cantante y ex vedette peruana fue trasladada a una clínica local para ser atendida de inmediato y, horas después, dio a conocer cuál es su estado de salud.

En horas de la mañana, la intérprete de “Caramelo” vivió un fuerte susto al ser ingresada de emergencia por una amenaza de infarto. Inicialmente, su llegada a una clínica se confirmó mediante unas imágenes de ella que se viralizaron en las redes sociales antes de que se pronunciara de manera oficial.

La actriz cómica Monique Pardo brindó unas declaraciones al diario Correo horas más tarde de su ingreso a un centro de salud. “Sí, estuve con una amenaza de infarto esta mañana, toda la noche no dormí. La clínica San Gabriel una vez más me ha salvado la vida, porque no tengo una ayuda de quien debería”, indicó.

En esa misma línea, aseguró no que no se trataba de un mal de corazón, sino de una complicación en las costillas por una caída que sufrió meses atrás durante su participación en el programa “El artista del año”, conducido por Gisela Valcárcel. Según detalló, ya se encuentra en su casa con descanso absoluto.

“Gracias a Dios no era mi corazón, sino mis costillas que me dolían por la caída. Por la caída estoy teniendo secuelas muy dolorosas”, contó la popular Monique Pardo. “Tengo los documentos de todo lo que me han inyectado, mi corazón está en buen estado, aunque también tiene una insuficiencia”.

Monique Pardo se lesionó en “El artista del año”

En una de las pasadas grabaciones de “El artista del año”, la cantante Monique Pardo experimentó una dura caída al presentarse como refuerzo de Diego Val. Ella manifestó no tener intenciones de demandar a Gisela Valcárcel, sin embargo, no ha recibido el apoyo de su producción tras lo ocurrido.

“Yo no he demandado todavía. Hasta el día de hoy estoy pidiendo es conciliación. En estos días los abogados están enviando la carta conciliatoria que es el segundo paso […] Po desgracia me queda un mes o dos de secuelas. Ojalá se toque el corazón la señora Gisela, que dice que cree en Dios y que Jesús le abra sus ojos”, dijo a Correo.