Ministro Calle justifica uso de la fuerza de la Policía

0
130

El ministro del Interior, Wilver Calle Girón, afirmó hoy que el uso de la fuerza es una atribución inherente a la función policial, la cual es indesligable de la defensa de los derechos humanos y es fundamental para mantener el orden y la seguridad pública.

Señaló que ante las protestas con discursos violentistas que agitan a la población, la Policía Nacional tiene que estar más preparada para cumplir su misión con profesionalismo, priorizando el diálogo y estrategias de disuasión.

“Sin caer en provocaciones y con la plena certeza de que el uso de la fuerza de manera adecuada es una atribución inherente a su función”, manifestó.

Recordó que la policía, tal como lo ordena la Constitución y las leyes, tiene la responsabilidad de mantener el orden y la seguridad pública para permitir el pleno ejercicio de derechos fundamentales como el libre tránsito, educación y el trabajo.

Asimismo, condenó los excesos policiales y agresiones injustificadas, pero aseguró que se defenderá a aquellos policías que en el ejercicio de su deber sean injustamente acusados de actuar contra los derechos humanos.

El ministro Calle Girón clausuró esta mañana el “V Curso de Capacitación a Instructores Policiales en Derechos Humanos”, organizado por el Ministerio del Interior; en el que se graduaron 17 efectivos, entre oficiales y subalternos, como Instructores Policiales en Derechos Humanos.

La capacitación de policías en derechos humanos es permanente, habiéndose formado desde el año 2009 a 358 instructores, quienes a su vez han capacitado a unos 8 mil policías a nivel nacional en empleo de la fuerza en el marco de los derechos fundamentales.

Es así que a inicios de julio, 70 comisarios de Lima y Callao también participaron en una conferencia sobre el “Empleo de la fuerza en el marco de los derechos humanos”, evento que será replicado en el norte y sur del país.

En la ceremonia, que se realizó en la Escuela de Oficiales PNP también participó el director general de la Policía Nacional, general de Policía Raúl Salazar y otras autoridades de la institución policial.