Ministro Calle anuló compra de equipos antimotines de China por S/. 14 millones

0
225
A raíz de una investigación de La República, el despacho del Ministerio del Interior verificó la licitación y encontró graves deficiencias en la presentación de documentos, además de comprobar sospechosos vínculos.

Ángel Páez 

María Elena Hidalgo

Por irregularidades en los documentos que presentó la compañía que ganó la licitación, True North Tactical, el ministro del Interior, Wilver Calle Girón, anuló la compra de equipos antimotines por 14 millones de soles, una de las adquisiciones más cuantiosas de dicho sector.

De la totalidad de artículos que ofertó la empresa de origen estadounidense True North Tactical, el 80% era de procedencia china. El otro 20% es norteamericano.

El proceso de adquisición se inició durante la gestión del ex ministro Daniel Lozada, pero la buena pro se otorgó a los pocos días de asumir el cargo Wilver Calle. 

Una investigación de La República reveló que detrás de la compañía True North Tactical estaba la familia Díaz Costa, propietaria de una red de empresas proveedoras, a las que investigó y acusó el ministro Calle cuando actuó como Inspector y Auditor del Ejército, entre el 2001 y el 2006.

El ministro Wilver Calle dispuso investigar el caso de True North Tactical y comprobó que está vinculada con Juan y Marco Díaz Costa. 

De hecho, Marco Díaz Costa es propietario de la empresa Binter Defense Industries, con oficinas en Miami, que en  el 2010 le vendió al Ejército chalecos y mochilas fabricados por la empresa china Xingxing Shangai Corporation. Precisamente, True North Tactical ganó la licitación con el 80% de los equipos antimotines manufacturados por la misma corporación china.

Malas prácticas

Según la resolución ministerial que anula la compra, la empresa True North Tactical designó a la firma Intertek Testing Service Perú para certificar la calidad de los equipos adquiridos. 

Pero el Ministerio del Interior detectó que dicha compañía no está acreditada para efectuar las pruebas requeridas, por lo que implica una inmediata descalificación de la proveedora. En otras palabras, Intertek Testing Service Perú no estaba en condiciones de establecer si los bienes cumplían o no los estándares de calidad establecidos. 

Precisamente, uno de los aspectos que llamaron la atención del despacho ministerial es que el comité de licitación fijó como precio referencial 25,6 millones de soles por equipos antimotines para diez mil efectivos. True North Tactical ofertó 14.5 millones. 

El consorcio compuesto por las firmas Sinergia Comercial; Importadora y Distribuidora de Colombia; Comercializadora y Distribuidora Interamericana, y Distribuidora Interamericana, que quedó en segundo lugar, ofertó 24,4 millones de soles.

Como requisito para ganar la licitación, el Ministerio del Interior exigió a los postores demostrar experiencia de ventas en el rubro. True North Tactical presentó, entre otros contratos, dos ventas que le hizo a la firma Binter Defense Industries, en mayo y junio del 2009. 

Sin embargo, según el Registro de Corporaciones del Estado de Florida, Binter Defense Industries se registró recién el 13 de mayo del 2010. El propietario de la compañía es Marco Díaz Costa. 

En su defensa, True North Tactical alegó que se trataba de un error de tipeo. 

Empero, el ministro Wilver Calle ha ordenado una investigación para determinar responsabilidades, ya que la presentación de documentos se hace bajo juramento de veracidad.❧

Todos están relacionados
 

No solo True North Tactical resultó descalificada por la presentación de documentos con información inexacta. Por el mismo problema, el consorcio integrado por las empresas Sinergia Comercial; Importadora y Distribuidora de Colombia; Comercializadora y Distribuidora Interamericana, y Distribuidora Interamericana.

Otra evidencia del nexo entre True North Tactical y los Díaz Costa fue la carta fianza que presentó esta compañía ante el Ministerio del Interior a nombre de la empresa Comercializadora, Confecciones y Representaciones BMCC.

Dicha compañía está gerenciada por Juan Díaz Costa, hermano de Marco Díaz Costa, dueño de Binter Defense Industries, también relacionada con True North Tactical. 

 

En cifras

25,6 millones fue el precio referencial que fijó el Ministerio del Interior por los equipos.

14,5 millones es la oferta de True North Tactical que ganó la licitación, ahora anulada.