Matanza en El Agustino habría sido planificada: Sujeto usó guantes y provocó incendio para borrar evidencias

1
105

SILEÑA CISNEROS Y SHIRLEY ÁVILA

No habrían sido cinco minutos de locura, como Juan Huaripata Rosales (28) declaró ante los especialistas de Criminalística que le practicaron la pericia psicológica. Para la Policía Nacional, el brutal asesinato de Jesica Tejeda Huayanay (35) y de tres de sus cuatro hijos, ocurrido en El Agustino, habría sido planificado.

Un detalle a favor de esta hipótesis es que durante la brutal masacre –perpetrada la madrugada del domingo 22 de diciembre–, Huaripata usó guantes de lavar ropa. Esta versión fue brindada ayer a Perú21 por Emilio Tejeda –hermano de Jesica–, y confirmada por fuentes de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri.

De acuerdo con los detectives, este elemento fue empleado en el terrible feminicidio y parricidio –ejecutado con un cuchillo de cocina– y también después del mismo. Para tratar de borrar toda evidencia, provocó un incendio.

PRISIÓN PREVENTIVA

En declaraciones a este diario, Emilio Tejeda indicó que asistió a la audiencia de prisión preventiva, realizada en el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Permanente Especializado en Violencia contra las Mujeres de la Corte de Lima Este, a cargo de la magistrada Lupe Lola Huerta Ramírez. Esta se inició a las seis de la tarde del martes y culminó a las 00:40 a.m. de ayer aproximadamente.

En la misma –según afirmó Tejeda–, la representante del Ministerio Público le entregó un documento a la jueza, en el que se confirmaba el empleo de los guantes y que sirvió para que se le impusieran los 18 meses de encarcelamiento preventivo. Huaripata será investigado por los delitos de feminicidio, homicidio agravado y parricidio.

Mencionó también que el sujeto trató de desacreditar el comportamiento de Jesica y que, además, alegó que actuó en defensa propia, al momento de matar al hijo mayor de la víctima, de 14 años –quien fue el primero en salir en defensa de su madre–, y de herir al segundo hijo de ella, de 9 años, único sobreviviente de la masacre.

Tejeda pidió a las autoridades que se actúe con celeridad en este caso. Se quejó, asimismo, del apoyo legal que se le viene brindando, pues asegura que cada día se les ha asignado un abogado de oficio diferente.

De otro lado, ayer fue sepultada en el cementerio Presbítero Maestro la cuarta víctima de esta tragedia. Se trata de la niña de dos años, hija del homicida.

En el entierro, los familiares exigieron –con pancartas y gritos– que se le aplique la cadena perpetua a Huaripata, así como una sanción a los policías que pudieron evitar esta desgracia.

1 Comentario