Más del 62% del personal de Buenaventura es mano de obra local

0
52

Compañía de Minas Buenaventura contrata a mucho personal local afirmó Roque Benavides, presidente del Directorio. Específicamente, detalló que más del 62% del personal de sus operaciones proviene de las regiones donde operan.

Fue durante su intervención en el congreso virtual Rumbo a Perumin que el representante de Buenaventura destacó la contratación de personal local que tienen. “Eso es muy positivo, sin dejar de mirar que tenemos que emplear a la mayor cantidad de peruanos; porque este es nuestro país y nosotros queremos el bienestar principalmente para los peruanos”.

Asimismo, detalló que la minera destinó S/ 115 millones en servicios locales y S/ 216 millones en compras locales.

Durante otro momento de su intervención, Benavides Ganoza afirmó que la minería peruana ya trabaja bajo el enfoque de rentabilidad social.

Recordemos que el gobierno peruano ha invitado a las empresas mineras a invertir en el Perú bajo el concepto de ‘rentabilidad social’. “Si cumplen, van a tener todo nuestro apoyo”, remarcó el mandatario en su mensaje de 28 de Julio.

Para muchos en el Perú no queda claro que significa ese concepto. Pero los profesionales mineros lo tienen claro: “La minería de Perú ya viene haciendo rentabilidad social”, remarcó Roque Benavides

El empresario reiteró que esta es una práctica habitual en muchas empresas mineras, pero que estas no han sabido, quizás, transmitir.

Responsabilidad social compartida

“En el caso de Buenaventura, hemos llegado a la conclusión de que lo que tiene que haber no es solamente ‘responsabilidad social empresarial’. Entonces, debe existir ‘responsabilidad social compartida’, donde la empresa es parte del desarrollo sostenible de la región”, dijo.

Precisó que esto descarta el concepto antiguo de responsabilidad social, donde “la empresa estaba al centro y todos nos miraban como los que debíamos solucionar los problemas de todo el mundo”.

En vez de eso, dijo, se trata ahora de trabajar conjuntamente entre los tres estamentos: las empresas privadas, a las que corresponde “invertir de forma eficiente y responsable”; las comunidades campesinas; y el Estado, como responsable de distribuir las riquezas y proveedor de servicios básicos.

“Eso significa no más monumentos a la maca, no más monumentos al sombrero, no más obras que no benefician a la población. Comencemos por agua y desagüe e infraestructura básica”, dijo.

Explicó que la rentabilidad social, en el caso específico de Buenaventura, se refleja en la creación de mano de obra, el 62% de la cual proviene de las regiones en donde desarrolla actividad minera.

También en la compra de bienes y servicios a proveedores locales (S/130 millones), en la construcción de embalses para almacenar agua en época de lluvias, así como en el soporte técnico y financiero a la Universidad para el Desarrollo Andino, en el área de influencia de la mina Julcani (Huancavelica), la cual es la primera casa de estudios en impartir educación bilingüe quechua-castellano en el Perú.