Mucho cuidado con lunares, manchas y lesiones sospechosas que pueden ser síntomas de cáncer a la piel

0
41

Te brindamos algunas recomendaciones para evitar casos de cáncer a la piel generados por una prolongada exposición al sol, sin la protección necesaria.

Es importante evaluar la aparición de lunares sospechosos o atípicos, manchas y lesiones sospechosas.

Un lunar asimétrico con bordes irregulares que en el tiempo han crecido o han sangrado tiene que tener una evaluación. Si con una lupa o dermatoscopio se ve una coloración o vascularidad particular, podemos determinar que es un lunar sospechoso.

Los niños tienen la piel más delgada y más sensible. Entonces, un niño menor de los seis meses no debería tener exposición directa al sol. Los niños mayores de seis meses si puede usar bloqueadores solares, en caso de ser muy sensible acudir al dermatólogo para que le dé un bloqueador medicado.