Lucía Dammert: “Bastaba con decirle al director de Lurigancho que no se podía cortarle el cabello a los internos»

0
206
El cable de la agencia EFE fue claro y directo en su titular: “Director de un penal en Perú pierde el puesto por dejar sin pelo a los presos”. La noticia dio la vuelta al mundo rápidamente. Uno de los penales más convulsionados del país se quedó sin cabeza, una vez más.

José Miguel Silva @jomisilvamerino

Esta mañana la Policía Nacional del Perú removió de su cargo de director del Penal de Lurigancho, al coronel Tomás Garay,con sucesivas apariciones mediáticas requisando desde celulares hasta gallinas, pasando por ‘chicha canera’, cuchillos y hasta armas de largo alcance.

Conversamos con la experta en temas de seguridad, Lucía Dammert, y le preguntamos su opinión sobre este tema. ¿Ordenar un corte de pelo justifica la salida de un policía como elCoronel Garay?

¿Cuándo se hizo pública la medida del corte de pelo, qué impresión te dejó?

Esa era una medida que no iba a lograr nada en términos de mejorar la calidad de vida al interior de los penales o lograr la reinserción de los presos, ni siquiera a bajar los niveles de violencia. Lo que parecía ser más bien fue una medida disciplinaria basada en una mirada de bastante castigo respecto a los internos de un penal tan importante como Lurigancho. Me pareció una medida desesperada que a mi modo de entender responde a una crisis muy grande del sistema que hace que este tipo de medidas termine en la discusión pública.

El coronel Garay tuvo muchas apariciones en medios por medidas como requisas, o incluso imposiciones de autoridad en el penal y ahora termina saliendo de esta manera, por un corte de pelo…

Me parece que hubo mucha presión pública y ‘chacota’ de los medios de comunicación y eso generó una situación de crisis que podría llegar a ser mayúscula o sobredimensionada. Solo bastaba con decirle al jefe del penal que el programa no seguía adelante y listo. Si los cargos son tan efímeros, uno envía una señal de que cualquier tipo de idea genera una destitución. Vale la pena no obstante ponerse un poco más suspicaz en este caso, debemos esperar mayores explicaciones en este tema. Además debería sacarle lo cómico al tema y verlo de forma seria.

¿Cortarles el cabello a los internos va contra su dignidad?

Cuando uno está cumpliendo un castigo al interior de una cárcel, debe cumplir con las normas del sistema carcelario. Si en ellas está que uno debe de utilizar cierto tipo de ropa o mantener ciertos códigos de conducta. Pero estamos hablando de una cárcel con alto nivel de hacinamiento, donde los actos de violencia son enormes, donde hay varias cosas que podrían ser intervenidas antes que cortarle el pelo a los internos. Por otro lado establecer una regla de un momento a otro, relacionada con la disciplina, la salud o la limpieza de los internos y justificar esto diciendo que si tienen el pelo largo se pueden disfrazar de mujeres y escapar, eso no merece ningún análisis.

¿Conoces casos de medidas de este tipo que hayan dado la vuelta al mundo como la ocurrida hoy?

Hay penales en Estados Unidos y en otros países que tienen códigos de limpieza bien estrictos. Se saca a los presos a trabajo comunitario y se les coloca grilletes, hay penales en donde se les hace castigos parecidos, pero son reglamentos dentro de penales en los cuales los otros problemas ya fueron solucionados.

¿El nuevo director del penal entra debilitado a un penal en donde los internos saben que se cambia al director por mandar a corta el pelo? ¿Y qué pasa con el Coronel Garay?

Creo que el jefe del Inpe va a tener que dar un respaldo importante a quien entre al puesto. Va a tener que rápidamente generar o fortalecer el protocolo de trabajo al interior de la cárcel. Más que salir debilitada una persona, el perjudicado es el sistema penitenciario que queda debilitado en situación de burla no solo para el país sino para el mundo en general que ve esta noticia con asombro.