Las Municipalidades en el Perú y los conflictos sociales

0
827
Huaral Pe

En el Perú, los conflictos locales han seguido una dinámica ascendente en los últimos años, que ha dejado como saldo lamentables muertes como la de los alcaldes Cirilo Robles Callomamani, del distrito de Ilave (Puno) en el año 2004, y José Alejandro Montalván Macedo, provincia de Casma en Huaraz.

Para el doctor Nicanor Asmat Vega, catedrático en gestión de políticas públicas de la Universidad Nacional Federico Villarreal y de la Universidad San Martín de Porres, los conflictos activos se dan cuando son expresados por algunas de las partes o por terceros a través de demandas públicas, formales o informales.

“El conflicto es latente cuando no es expresado públicamente, permanece oculto, silencioso o inactivo, en el que se puede observar la concurrencia de factores que tienen un curso de colisión pero que no se manifiestan o habiéndose manifestado han dejado de hacerlo durante un tiempo considerable”, señaló.

Asmat indicó que es necesario señalar que existe un generalizado malestar de parte de los ciudadanos ante sus autoridades locales y además, indicó, habría que plantearce algunas interrogantes como «¿cuáles son los factores que generan conflictos locales y que afectan a la gobernabilidad en los gobiernos locales?».

Por ello el doctor  señaló que parte de estos factores son ”la alta discrecionalidad de los alcaldes provinciales y distritales que se manifiesta en la falta de transparencia en la gestión municipal, la débil o nula participación de los regidores en los concejos municipales en sus funciones de representación y fiscalización, el clientelismo político de parte de las autoridades locales con algunas dirigentes vecinales, la deficiente prestación de los servicios públicos de las municipalidades, el abuso de autoridad y la omisión de funciones de forma deliberada, inadecuados mecanismos de canalización de demandas, inadecuados mecanismos de resolución de conflictos, corrupción y nepotismo, entre otras».

«Todos estos son factores que pueden generar malestar vecinal y conflictos locales. No obstante, es necesario señalar que existe otro factor que puede generar inestabilidad política, social y económica en los gobiernos locales y se trata del proceso mismo de la descentralización que se viene implementando como una política permanente y obligatoria del Estado peruano, debido a que existe una debilidad institucional en las municipalidades y una baja cultura política de parte de los ciudadanos”,acotó.

En consecuencia, planteó que la mejor alternativa para contrarrestar el alto índice de conflictos locales es “fortalecer los concejos municipales para que sirvan de contrapeso a la alta discrecionalidad de los alcaldes».

«Es necesario también fortalecer a las municipalidades para su desarrollo institucional que privilegie la transparencia en la gestión municipal, el desarrollo de las capacidades de su personal, monitorear el instrumento del presupuesto por resultados y la gestión de la calidad en la prestación de los servicios públicos hacia los usuarios, la adecuada participación de los vecinos y fortalecer mecanismos de canalización de demandas y de resolución de conflictos para garantizar la gobernabilidad de los gobiernos locales”, finalizó.Los conflictos sociales

Huaral Pe