Las medidas ausentes sobre salud en el discurso presidencial de Castillo

0
67

El Perú recibe el bicentenario de su independencia con el reto de frenar los contagios de coronavirus a través de la vacunación. En marzo de 2020, la pandemia de esta enfermedad reveló las deudas que el Estado mantiene con los trabajadores de la salud y la mejora de la infraestructura de centros médicos.

Pedro Castillo será el encargado de avanzar con la solución de estos problemas en los próximos cinco años. Las medidas que aplicará a favor del sector Salud fueron las primeras que anunció durante su discurso presidencial del miércoles 28 de julio.

El presidente de la República fue puntual al mencionar las acciones en salud que planea concretar junto a su gabinete ministerial, cuyos miembros serán anunciados el viernes 30 de julio. Pero no precisó cómo lo ejecutará ni los mecanismos para obtener el presupuesto necesario para hacerlo, advirtió Angela Uyen, asesora en políticas de salud de Médicos Sin Fronteras.

Castillo calculó que, en diciembre de 2021, más del 70% de peruanos habrán sido vacunados contra el Covid-19, meta que puede cumplirse, según la decana del Colegio de Enfermeras del Perú, Liliana La Rosa.

«Con lo que está llegando (vacunas) podríamos ya empezar a hacer un gran proceso de información, educación y comunicación. Con todo lo que han dicho que han comprado podríamos tener hasta 300 mil vacunaciones diarias porque así ya lo hemos probado en la época de la rubéola, en 2006, cuando vacunamos 20 millones de personas en 5 semanas», comentó en conversación con Wayka.

También prometió que creará un sistema de salud universal gratuito, hospitales especializados en regiones, 5 000 equipos de atención comunitaria integral, hospitales en San Juan de Lurigancho y en el VRAEM.

Aseguró que mejorará centros y postas de salud, y garantizó servicios médicos participativos y descentralizados.

Pero en su discurso omitió los reclamos del personal de salud, que el gobierno de Sagasti no llegó a resolver, y que podría poner en jaque el proceso de vacunación y atención de pacientes con coronavirus.

Jesús Valverde, expresidente de la Sociedad Peruana de Médicos Intensivistas, puntualizó que tampoco se habló de las estrategias para mejorar la logística del sistema hospitalario, como por ejemplo, la adquisición de oxígeno.

«El oxígeno siempre va a ser un tema carente. En los hospitales, por el alto consumo de oxígeno que hay, tanto en la sala UCI como en las salas generales, es necesario que se sepa que (…) necesitamos tanques de oxígeno criogénicos que sí sirven para fortalecer el oxígeno que es muy necesario en los hospitales», informó.

Mencionó que será mejor no adquirir camas UCI si es que no habrá personal médico que pueda manipularlas. En vez de la compra de estos equipos, sugirió que se adquieran cánulas de alto flujo, que «ayudan a salvar vidas y evitan que el paciente llegue a cuidados intensivos».

PENDIENTES A FAVOR DEL SECTOR SALUD

En junio de 2019, se promulgó la Ley 31039, que permite el ascenso progresivo y automático de un grupo de profesionales de salud, sin la necesidad de rendir un examen. Debió asegurarse este cambio en un 20% del personal, pero no lo hicieron.

«A eso se agrega que no se cumplió (…) el nombramiento de los que quedaron excluidos del nombramiento general y eso es una deuda que tampoco terminó de cumplir Sagasti y obviamente va a generar conflictos en plena pandemia», señaló Liliana La Rosa.

Otro pendiente es la entrega de los bonos para los profesionales de salud, quienes denuncian que llevan esperando 6 meses para que las Diris (Direcciones de Redes Integradas de Salud) y Diresas (Direcciones Regionales de Salud) les paguen.

Asimismo, el aumento del dinero de los bonos entregados a los menores que quedaron en orfandad porque sus padres, profesionales de salud, fallecieron a causa del coronavirus.

«Quiero señalar que los huérfanos de los profesionales de la salud reciben cien soles mensuales. Cien soles mensuales significa que reciben (un monto) por debajo de la línea de pobreza extrema monetaria individual que señala el INEI. Con ese aporte, estamos en realidad dando una dádiva y no un real apoyo en reconocimiento al rol que jugaron sus padres en la lucha contra la pandemia para proteger el país», agregó.

Para Angela Uyen, otro gran ausente en el discurso de Castillo fue la educación sobre las vacunas contra el coronavirus. En adelante, para lograr la meta de vacunación, será necesario combatir la desinformación mediante campañas de comunicación.

«En cuanto a vacunación creo que el gran vacío es el tema de la comunicación en salud y claro está tiene que estar en manos de especialistas, en involucrar a las ciencias sociales, conocer mejor los factores que juegan un rol en la reticencia vacunal. Pero además practicar con el ejemplo y espero pronto lo veamos vacunarse y llamando a la población a hacer lo mismo», comentó.