Las estrellas internacionales de la NBA se apoderan de la liga y esto podría ser solo el principio

0
237
Huaral Pe

(CNN) — Un hombre de 2 metros y 13 centímetros llega a un establo serbio en un carro tirado por caballos. En unos instantes, se le salen las lágrimas.

Lejos del brillo y el glamour donde exhibe sus múltiples habilidades, Nikola Jokic recibió el trofeo que se otorga al Jugador Más Valioso (MVP) de la National Basketball Association (NBA) a la salida de un establo de caballos en su país natal.

Tras otro año dominante, Jokic fue nombrado MVP por segunda temporada consecutiva, convirtiéndose así en el 15º jugador de la historia de la NBA que gana el MVP varias veces.

De joven, Jokic dice que nunca soñó con practicar el deporte en el que ahora destaca; estaba demasiado ocupado limpiando los establos.

Jokic y su particular forma de recibir el MVP de la NBA 1:09

«Estaba limpiando las cajas. Limpiaba los caballos. A esa edad, no pensaba para nada en el básquetbol, no voy a mentir».

publicidad

Avancemos hasta 2022 y veremos a un Jokic exitoso después de que el gran jugador de 27 años se convirtiera en el segundo jugador consecutivo en ganar el premio en temporadas sucesivas tras la superestrella de los Milwaukee Bucks, Giannis Antetokounmpo, en 2018-19 y 2019-20.

Tal vez más significativo, también continúa una racha de ganadores no estadounidenses del MVP y la trayectoria ascendente de una nueva ola de estrellas internacionales en la NBA.

Jokic dribla ante los Memphis Grizzlies en el Ball Arena el 21 de enero de 2022.

Jokic dribla ante los Memphis Grizzlies en el Ball Arena el 21 de enero de 2022. (Foto: Ethan Mito/Clarkson Creative/Getty Images)

Un sueño

Antes de que Antetokounmpo ganara su primer título de MVP en 2019, habían pasado 12 años desde que un jugador internacional obtuvo el prestigioso premio, cuando el alemán Dirk Nowitzki lo hizo como miembro de los Dallas Mavericks en 2006-07.

Además de Nowitzki, Jokic y Antetokounmpo, los únicos jugadores no nacidos en Estados Unidos que han ganado el premio MVP son el nigeriano Hakeem Olajuwon, el canadiense Steve Nash y Tim Duncan, de las Islas Vírgenes de Estados Unidos (aunque Duncan es ciudadano estadounidense y representó a Estados Unidos en partidos internacionales, la NBA lo considera un jugador internacional).

Sin embargo, este año la terna para el prestigioso Trofeo Maurice Podoloff fue un asunto totalmente internacional, ya que Jokic se impuso a Antetokounmpo y al centro de los Philadelphia 76ers Joel Embiid. Es la primera vez que los tres primeros puestos de la votación del MVP están compuestos por jugadores totalmente internacionales.

Antetokounmpo después de un tiro de tres puntos contra los New York Knicks.

Antetokounmpo después de un tiro de tres puntos contra los New York Knicks. (Foto: Stacy Revere/Getty Images)

En una liga formada principalmente por estrellas estadounidenses, tener a un serbio, a un griego y a un camerunés como mejores jugadores de la liga es un momento histórico para la NBA.

Nunca antes se había dado tal concentración de estrellas internacionales en la NBA. En el partido de las estrellas de este año, había siete jugadores nacidos en el extranjero; hace 30 años, solo había dos.

En la primera temporada de la liga, en 1946/47, había cinco jugadores internacionales en la liga. Al comienzo de esta temporada, había 109 de 39 países.

El excomisionado de la NBA David Stern detectó el potencial de expansión global y la oportunidad de que este deporte ampliara sus fronteras.

«Es el sueño de David Stern», dijo el entrenador de los 76ers, Doc Rivers. «Es un juego mundial. Ya no es solo ‘nosotros’, sea lo que sea que signifique ‘nosotros’. Es un juego mundial y eso es algo bueno».

Combinado con la influencia de Dražen Petrović y Arvydas Sabonis -dos jugadores europeos que tuvieron carreras exitosas en la NBA en la década de 1990 y que son vistos como pioneros en romper la barrera de Estados Unidos para muchos jugadores internacionales que vienen después de ellos-, la liga se convirtió en un objetivo realista para muchos. De hecho, el hijo de Sabonis, Domantas, es un alero All-Star que actualmente juega en los Sacramento Kings.

Con la aparición de oficinas de la liga en todo el mundo y la creciente popularidad de este deporte en muchos países, no es de extrañar que haya habido una afluencia de estrellas internacionales, y cabe destacar que 11 de las últimas 27 selecciones número 1 de la NBA han nacido fuera de Estados Unidos.

Embiid pasa ante la presión de Kevin Durant, de los Brooklyn Nets.

Embiid pasa ante la presión de Kevin Durant, de los Brooklyn Nets. (Foto: Tim Nwachukwu/Getty Images)

¿Una primera oleada?

Junto a los finalistas internacionales del MVP de este año está quizás el próximo jugador europeo en la fila para el premio: Luka Doncic.

El escolta esloveno de los Dallas Mavericks está viviendo otra temporada de extraordinario crecimiento.

El Rookie del Año 2019 -además de ser campeón de la Euroliga y MVP con el Real Madrid a los 18 años- ha llevado casi en solitario a los Mavs hasta los playoffs y a lo largo de los mismos. Y aunque su lento comienzo de temporada le dejó fuera de la carrera por el premio de este año, seguramente estará en la contienda en años venideros.

Se puede decir que Doncic, al igual que Jokic, Antetokounmpo y Embiid, se beneficia de ser el único jugador de la NBA de sus respectivos países, dominando la atención mientras que sus homólogos estadounidenses tendrán que competir por la atención.

Doncic durante la segunda mitad del segundo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste contra los Phoenix Suns.

Doncic durante la segunda mitad del segundo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste contra los Phoenix Suns. (Foto: Christian Petersen/Getty Images)

Jokic es sin duda el nombre más importante del básquetbol serbio; Giannis Antetokounmpo -y sus dos hermanos Francis y Thanasis- domina el panorama griego de la NBA; y Doncic es la estrella del básquetbol esloveno.

Según la NBA, en los canales de redes sociales de la NBA Europa, el contenido en el que aparece Antetokounmpo rinde un 100% más que la media de las publicaciones, mientras que el contenido de Jokic rinde un 10% más.

El efecto dominó de esta afluencia de estrellas, con jóvenes jugadores de baloncesto que ven este deporte como un camino potencial para su carrera, es el punto de apoyo que la NBA podría necesitar para crecer aún más con la próxima generación.

Con la creación de academias de básquetbol en todo el mundo, ya sea por parte de los jugadores o de la propia liga, ¿quién puede decir que el próximo Jokic podría estar a la vuelta de la esquina?

«Si no soy yo, ¿quién es?», explicó Jokic cuando se le preguntó si se consideraba una posibilidad remota de jugar en la NBA.

Jokic saluda a sus compañeros tras una canasta contra los San Antonio Spurs el 22 de octubre de 2021.

Jokic saluda a sus compañeros tras una canasta contra los San Antonio Spurs el 22 de octubre de 2021.

«No hay manera de que llegue a la NBA y juegue al básquetbol desde… desde este establo, básicamente, y ahora lo estoy jugando en la mejor liga del mundo y jugando a un alto nivel».

Con algunos de los jugadores más famosos del baloncesto acercándose al final de sus carreras (LeBron James tiene 37 años, Kevin Durant 33 y Steph Curry 34), podría haber más espacio para que una nueva generación de jóvenes jugadores internacionales tome el relevo de los rostros de la liga.

Y aunque tendrán que enfrentarse a la competencia de los talentos locales de Estados Unidos, como Trae Young, Ja Morant, Jayson Tatum y Zion Williamson, la NBA podría dar la bienvenida a toda una nueva afluencia de jugadores a medida que la liga mejore su estatus global.

Huaral Pe