La obesidad es un peligro para la fecundación in vitro

0
173

La obesidad es un problema que viene afectando cada día más la vida de las mujeres que sueñan con ser madres, ya que la posibilidad de tener un bebé mediante la Fertilización in vitro (FIV) es mucho menor en estos casos que en mujeres delgadas, precisa el especialista Nelson Solís Almonacid.

“En la actualidad, la obesidad mórbida se maneja como una enfermedad. De acuerdo a los estudios señalados y a enfermedades como el Ovario Poliquístico, que va con obesidad, no solo hay dificultades con la Reproducción Asistida sino además con perdida reproductiva, es decir abortos”, indica.

Para el especialista en reproducción humana de la Clínica de Fertilidad Procrear, el peso óptimo  que debe tener una mujer para que la Fecundación In Vitro (FIV), está establecido por el denominado Índice de Masa Corporal (IMC), donde se correlaciona la estatura y el peso.

Solís resaltó que de funcionar el FIV en una mujer obesa, los riesgos que se establecen son la sub fertilidad, tasas de aborto aumentadas, riesgo del Síndrome Metabólico, incluido dislipidemias, glucosa aumentada y resistencia a la insulina.

Asimismo, enfatizó que “esto puede llevar a riesgos perinatales como prematuridad, obesidad neonatal, diabetes gestacional y preeclampsia”.

Finalmente, el especialista recomendó que la mujer debe de mantener un índice de masa corporal adecuada, así como hábitos saludables en comidas y ejercicios físicos y en lo posible, embazarse antes de los 38 años. Además, los chequeos con el especialista deben ser continuos, para que el éxito del FIV sea óptimo.