Israel estudia casos de inflamación cardiaca luego de aplicar la vacuna de Pfizer

0
58

Las autoridades están investigando por lo menos una docena de casos en el que varios israelíes presentaron inflamación del corazón después de recibir la dosis de la vacuna.

Médicos e investigadores israelíes están investigando las posibles consecuencias negativas que la vacuna contra el coronavirus de Pfizer pudo tener en por lo menos una docena de ciudadanos.

Según las autoridades locales, un número considerable de personas está experimentando inflamación del corazón luego de recibir las dosis del inmunizante de Pfizer Inc. y BioNTech.

El director del proyecto coronavirus en Israel, Nachman Ash, dijo en una entrevista radial a medios locales que se está investigando si hay una relación entre las más de cinco millones de vacunas aplicadas y los leves casos de inflamación del corazón.

De acuerdo con Bloomberg, el gobierno israelí identificó 62 incidentes de inflamación del músculo cardíaco, o membrana del músculo cardíaco.

La afección se desarrolló en una de cada 100.000 personas que recibieron la inyección, mientras que la tasa de incidencia para los hombres de 18 a 30 años fue de una en 20.000. Dos personas murieron y el resto se recuperó.

El estudio no muestra con certeza que haya una tasa más alta de mortalidad o un aumento en los casos de inflamación del músculo cardíaco, dijo el Ministerio de Salud en una respuesta por correo electrónico a las preguntas enviadas por Bloomberg.

“Parece que el beneficio de la vacuna es tan grande que incluso si encontramos una conexión entre algunos de los casos y la vacuna, no se justificará tomar ninguna medida con respecto a la vacuna”, dijo Ash en la entrevista. Agregó que esta información ya fue compartida con Pfizer.

“No hemos observado una tasa más alta de miocarditis de lo que se esperaría en la población general”, dijo la farmacéutica. “No se ha establecido un vínculo causal con la vacuna. No hay evidencia en este momento para concluir que la miocarditis sea un riesgo asociado con el uso de la vacuna de Pfizer-BioNTech”.

Consecuencias negativas de las otras vacunas

Semanas atrás, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) informó que está investigando un posible vínculo de la vacuna anticovid de AstraZeneca con un problema inhabitual de vasos sanguíneos, así como una eventual relación entre la vacuna Johnson & Johnson y coágulos sanguíneos

Tras la detección de trombos sanguíneos que provocó inquietud en torno a la vacuna de AstraZeneca, la EMA examina ahora cinco casos del denominado síndrome de fuga capilar, caracterizado por una “supuración de fluido en los vasos sanguíneos, que causa hinchazón capilar y una caída de la tensión arterial”

El regulador de medicamentos de la Unión Europea también informó que había iniciado un examen de posibles vínculos entre la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson y coágulos sanguíneos tras la información de cuatro casos, uno de ellos mortal. “Se han notificado cuatro casos graves de coágulos sanguíneos inusuales con un nivel bajo de plaquetas después de la vacunación con la vacuna Janssen contra covid-19″, dijo la EMA, en referencia a la filial europea del gigante farmacéutico estadounidense J&J.

“Todavía no está claro si existe una relación causal” entre la administración de las dos vacunas y los efectos secundarios citados, dijo no obstante la EMA, basada en Amsterdam, en un comunicado. La EMA precisa que tras analizarse los informes relativos a estos posibles efectos secundarios de AstraZeneca y J&J se “decidirá si es necesario adoptar medidas regulatorias”, que generalmente consisten en agregar notificaciones sobre los efectos secundarios.