Isabel II del Reino Unido: todos los actos que quedan cancelados por su cumpleaños 95 tras muerte de Felipe de Edimburgo

0
116

Es el segundo año que la reina Isabel II del Reino Unido cancela la celebración pública de su cumpleaños. Esta vez el dolor la embarga por la muerte de Felipe de Edimburgo.

Un año más de vida para la reina Isabel II del Reino Unido. Una fecha que solía ser una celebración, que llenaba de alegría el castillo de Windsor y que llenaban de color a las calle de Londres; sin embargo, este 2021 todo será distinto. Los 95 años de la soberana llegan a menos de 15 días de la muerte de su esposo, Felipe de Edimburgo, quien falleció el 9 de abril. Por ese motivo, el miércoles 21 de abril no se desarrollará ningún acto público en su honor.

En 2020 la monarca suspendió el festejo por la crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19, y en esta ocasión su compañero por 73 años ya no está a su lado.

Los actos que quedan cancelados

Por deseo expreso de la jefa de estado, el Ministerio de Defensa confirmó que no se lanzarán salvas de cañón desde la Torre de Londres y el también céntrico Hyde Park, como es tradicional cada que cumple años, el mismo que se transmite siempre en vivo en las televisoras del país.

Según informó Daily Mail, tampoco se revelará un nuevo retrato de Isabel II con motivo de sus 95 años y el acto tendrá una nueva fecha más adelante.

Fuentes cercanas al palacio de Buckingham explicaron que Isabel II del Reino Unido tendrá un almuerzo privado con sus familiares más cercanos en el castillo de Windsor, esto tras el funeral celebrado el sábado 17.

Compañía de la reina

En días de duelo, la princesa Ana del Reino Unido ha organizado un sistema de turnos para que su madre Isabel II esté bien acompañada, según detalló el diario británico The Daily Mirror.

La familia real británica estará al pendiente de que no se sienta sola y en esto participarán Camila de Cornualles, Catalina de Cambridge y Sofía de Wessex.

Las mujeres de la realeza podrán desplazarse desde sus residencias al castillo de Windsor para acompañarla a pasear a sus perros corgis, respetando la distancia social, pese a que la reina ya recibió las dos dosis de la vacuna.

Esta es la actividad en la que está ocupando sus días tras perder a su esposo. El último domingo, los fotógrafos que siguen en los exteriores del castillo de Windsor lograron fotografiar a la monarca abandonando la residencia en un coche con sus perros.