INSN BREÑA: Menor de 14 años que depende de ventilador mecánica regresa a su casa después de 18 meses

0
35

Es el cuarto paciente de nuestro centro pediátrico que ingresó al programa de externalización de la Clínica Home gracias a la gestión de la institución.

Gracias al Programa de Externalización del Instituto Nacional de Salud del Niño-Breña, un adolescente de 14 años, que depende de un ventilador mecánico, regresó a su hogar luego de permanecer internado 18 meses en el servicio de Neurocirugía. El menor recibirá atención asistida por parte del personal médico de la Clínica Home y también de su madre que fue capacitada por las enfermeras de nuestro centro pediátrico.

Este es el cuarto caso de un paciente del INSN que retornó a su hogar con apoyo del referido programa. Actualmente hay otros siete menores hospitalizados en este servicio que dependen de un ventilador mecánico, entre ellos una niña de nacionalidad venezolana.   

En el caso del adolescente de iniciales M.A., ingresó al centro hospitalario hace un año y medio referido desde un hospital de su natal Áncash. Él llegó acompañado de sus padres y en ese entonces todavía caminaba.

El neurocirujano pediatra, Hernán Cañari, jefe del servicio de Neurocirugía, señaló que el menor fue diagnosticado de hemorragia fistula arteriovenosa y que era congénito. “Sufrió de una hemorragia intracerebral y lo ha sufrido en el tronco encefálico”, precisó.

“Yo doy gracias a la Institución, al apoyo del doctor Carlos Paz Soldán que es el que nos ha dado esta oportunidad para poder externalizarlo (al niño). El doctor ha apoyado a otros tres niños más”, sostuvo.

“Esta externalización se hace en base a que la madre este el mayor tiempo posible con su niño. A la madre se le entrena para los cuidados. El personal de enfermería de nuestro servicio la ha entrenado para que pueda hacer los cuidados en casa y la empresa Clínica Home también se encarga de apoyar con estos cuidados del paciente”, dijo Cañari el especialista.

La madre del menor se mostró feliz de volver a tener a su hijo en su casa junto al resto de su familia. En tanto, las enfermeras que le tomaron cariño en todo este tiempo que lo atendieron las 24 horas, lo despidieron con mucha tristeza pero al mismo tiempo felices porque estará con los suyos.